Entretenimiento, Peliculas

The Pursuit of Happyness


Chris Gardner es un hombre de color multimillonario que actualmente dirige una firma de corredores de bolsa, la Garder Rich, empresa que el mismo fundó en 1987. Pero en 1981 su situación distaba mucho de esto. Ahogado en deudas, abandonado por su esposo, cuidando un hijo y desempleado su última apuesta fue entrar a un programa de entrenamiento para corredores de bolsa que ofrecía la Dean Witter Reynolds, otra corredora de bolsa.

La apuesta era demasiado arriesgada, pues de los participantes del programa ninguno recibía un sueldo durante el periodo de entrenamiento y al final la empresa solo elegiría a uno para contratarlo.

Esta es en esencia la trama de la película y pues seguro que todos sabemos en que acaba. La palícula está basada en una autobiografía de Gardner con el mismo nombre que el de la película y es estelarizada por Will Smith. Por su temática e suna de espas películas a las que hay que tenerles algo de paciencia pues el avance es lento y abundante en diálogos. Sin duda que su experiencia puede enseñarnos cosas útiles si es que somos de los que buscamos aprender algo de las películas. En el caso de esta me parece rescatable la actitud del padre de no desatender a su hijo pese a los aprietos económicos (Gardner tuvo una mala experiencia de niño con su padre y su padrastro y se promió no descuidar a sus hijos) y sin duda la actitud de Gardner para sobrellevar las cosas cuando todo se junta y la crisis viene de la noche a la mañana.

También me gusta una parte donde vemos a Gardner quien tiene que salir a las 5:00 del trabajo para poder ir por su hijo a la guardería y llegar a tiempo a un asilo de indeigentes y pasar la noche. A diferencia de esto, sus compañeros de entrenamiento salen a veces a las 7:00 con la intención de aventajar más. Para poder contrarrestar esta desventaja, Gardner “economiza su tiempo”, no toma agua en la oficina porque quita tiempo levantarse e ir por ella y luego hay que ir al baño. Tampoco cuelga la bocina cada vez que hace una llamada, sino solo aprienta el botón de colgar con el dedo. Esto le reporta ganar unos minutos más al dia.

La palabra “Happyness” está mal escrita a propósito. Esta relacionada con una especie de graffiti pintado en la pared de la guardería del hijo de Gardner. Cuando Gardner llega a dejar a su hijo siempre se queja de que la palabra esté mal escrita.

Al final Gardner es seleccionado por la Dean Witter Reynolds y su vida da un giro. Encuentra ¿el secreto de la felicidad?, pues no nos lo dice. Aunque espero que Gardner no insinúe que el secreto es el dinero. Y es que aunque nadie puede negar su utilidad, dificilmente nos puede asegurar la felicidad. Asi que aunque resulta una película interesante, concluyó con una cita antigua pero totalmente cierta:

“Sin embargo, los que están resueltos a ser ricos caen en tentación y en un lazo y en muchos deseos insensatos y perjudiciales, que precipitan a los hombres en destrucción y ruina. Porque el amor al dinero es raíz de toda suerte de cosas perjudiciales, y, procurando realizar este amor, algunos han sido descarriados de la fe y se han acribillado con muchos dolores.” (1 carta a Timoteo 6:9,10)

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s