Ciencia y tecnología

Web 2.0 Web 3.0


Lo que podría llamar mi primer contacto con la Web 2.0 o Web Social vino en uno de los proyectos cuando cosas como Scriptaculous, Dojo y AJAX salieron en nuestro auxilio. Aquello me permitió entender mejor lo que significaban las aplicaciones web con interfaces de usuario ricas en funcionalidad, también sacó a relucir el poder de javascript. Como no pocos, mi primer concepto (o mejor dicho, mal concepto) de Web 2.0 fue que tenía que ver con tecnologías. Pero al intentar investigar me topé con el mismo dilema de miles de personas: nadie sabe definirla al 100%. Tenemos la seguridad de que está ahi, real y palpitante, pero como no hay consenso por simple lógica también hay quien descarta su existencia y sugiere que nos estamos engañando.
Yo por mi parte no niego su existencia aunque es cierto que las ideas para delimitar el concepto resulten con frecuencia confusas y difusas. Me recuerda un poco a las generaciones de las computadoras que se veían en la escuela al estudiar la historia de la computación. Algunos libros decían que eran 4, otros 5, 6 o 7, pero a pesar de ello nadie niega la evolución que ha sufrido la computación. La Web también ha evolucionado. En lo personal, la característica que mejor define a la Web 2.0 tiene que ver con el peso o importancia que recibe el usuario de las aplicaciones, donde pasa de un expectador pasivo a un colaborador. He ahi también su fortaleza. No pretendo añadir una definición más a la pila de las que ya abundan. En su lugar prefiero recomendar el documento clave sobre Web 2.0 de O’Reilly que me parece que explica lo suficiente. (El original está en inglés). Detrás de concepto varias ideas robaron mi atención, como el hecho de que gran parte detrás del éxito de la Web 2.0 tiene que ver con lo radical de sus ideas. Por ejemplo Paul Kedrosky afirma que una idea predominate y exitosa de la Web 2.0 es la de disentir, revelarse contra los estereotipos establecidos y como ejemplo menciona que antes de la Web 2.0 el mundo daba énfasis a mantener los datos privados, pero Flickr y Napster (ejemplos de lo que es Web 2.0) pretenden hacer dichos datos públicos y con esto se construye a partir de dichas diferencias. Al mismo respecto, Nat Torkington afirma que en dicho modelo las compañías que han tenido éxito sacrifican algo costoso pero crítico para obtener algo valioso que era caro. La Wikipedia, por ejemplo, renuncia a ser la editoria central y arriesga un poco la veracidad de la información desplegada, pero gana velocidad y amplitud al permitir que los usuarios poblen la información. Google renunció (inicialmente) a los clientes grandes, pero consiguió al 80% restante de los clientes que no tenían sus necesidades cubiertas. Amazon renunció a tener una tienda física y consiguió dar servicio a todo el mundo. Al final cada una arriesgo contra si misma pero a sabiendas que que si todo sale bien el riesgo será superado y se ganará al oponente (idea de aikido).
Todavía el lío de la Web 2.0 no acaba cuando ya hay quienes comienza con la idea de la Web 3.0. Si la Web 2.0 es la “Web Social”, la Web 3.0 afirman, será la “Web Semántica”. En esta la idea central será la de contar con una Web capaz de ofrecer sorprendentes búsquedas mucho más adecuadas a las necesidades del usuario. Para ello la Web tendrá que comportarse como un verdadero “ser viviente” o base de datos global. La tecnología irá enfocada a dotar de “inteligencia” a los sitios para que puedan intercambiar información de sus contenidos y los reconocedores y buscadores, ya no solo de palabras, sino de voz, imagenes, video, entre otros, cobrarán suma importancia.
También se prevée que esta nueva evolución se refleje en una lucha de las nuevas empresas. Las pequeñas compañias del Web 3.0 serán las “Googles” de aquel entonces, luchando contra el gigante (Google) de Internet, que según se afirma, cada vez luce más parecido a las multinacionales que desprecia.
No sé si dichos cambiós serán lo suficientemente grandes como para hablar de una Web 3.0, aunque seguramente las discusiones al respecto no se harán esperar.

Y ustedes ¿que opinan? ¿que tan enfrascados en Web 2.0 están? ¿que opinan de la idea de sacrificar algo con el fin de obtener algo aún más valioso?.
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s