Ciencia y tecnología

Inteligencia colectiva e Ignorancia colectiva (Segunda parte)


En Pi: El orden del caos, el protagonista persigue un patrón para descifrar el comportamiento de la bolsa. Lo cierto es que en la actualidad existen compañias que se dedican a la predicción económica. Aunque son eso, “predicciones”, la efectividad radica mucho en que solo un número limitado de personas lo conozca o de lo contrario fallará. Esto es fácil de explicar con un ejemplo: Supongámos que sabemos que el peso se va a devaluar mañana. Si mantenemos en secreto esto, podemos sacar una ventaja, quizá por ejemplo comprando hoy dólares al por mayor. Pero ¿qué sucede si comunicamos esta información a todos los mexicanos? Simple, la predicción falla, los mexicanos se desquician intentanto salvar su dinero y el peso no se devalua mañana, sino que se devalua HOY mismo. Aqui la ignorancia grupal juega un factor importante, como dicen algunos economistas, en la bolsa tampoco hay dinero apareciendo de la nada, ten por seguro que lo que tú ganas alguien más lo perdió.

¿Porqué se vuelve menos efectiva la predicción conforme más gente la sabe? Creo cada uno puede explicarlo en sus palabras, pero en las matemáticas la explicación se llama: retroalimentación. Las personas son parte de este modelo económico y cuando ellas reciben información, las variables del modelo cambian, se retroalimentan y el resultado falla. Encontramos varios libros hablando de esto, pero uno de mis favoritos es “Espejo y reflejo” de David Peat y John Briggs.

Como podemos ver, la ignorancia grupal tiene sus ventajas, para algunos, claro esta, si se le sabe sacar partido. Y para exponer cómo, retomo algunas ideas de otro libro también fascinante de Douglas R.Hofstadter: “Gödel, Escher, Bach un Eterno y Grácil Bucle”. Supongamos que tenemos que descifrar un código, el método clásico que ocupan las computadoras sería el de prueba y error, es decir, generar todas las posibles combinaciones e ir probando cada una de ellas. Si se nos asignara una tarea como esas a un ser humano, seguramente luego de una serie de intentos nuestra mente comenzaría a buscar si no hay un camino más corto o si las pruebas que hemos hecho no siguen algun patrón que nos ayude a simplificar la tarea. Cuando esto sucede el cerebro humano acaba de lograr algo que bien puede representar aún la superioridad de nuestra inteligencia y que Hofstadter llama “salirse del sistema”. La computadora hará lo que su algoritmo le diga, pero el ser humano tiene esa capacidad de en su momento cambiar la perspectiva e indagar por otros lados.

Pues bien, como sociedad los seres humanos solemos comportarnos como un sistema muy dinámico. Con frecuencia es tal la monotonía que se vive que la mayoría se conforma con solo ser parte de ese sistema a veces sin ser consiente. Pero cuando uno se anima a “salirse del sistema” y verlo desde fuera entonces tiene más probabilidades de sacarle ventajas, algunas más justas que otras, pero también algunas, considero yo, bastante justificables por el mérito de que alguien las haya descubierto.

Hay muchos ejemplos pero solo voy a compartir dos que yo veo con frecuencia en el metro de la ciudad. El primero le bauticé como “La ventaja del embudo“. En esta ciudad megapoblada los embudos abunda. Cuando la gente tiene que salir del metro se amontona en las insuficientes escaleras. Lo mismo pasa en varias vías de tránsito. Pongo para explicarme mejor la siguiente figura:

tunnel theory

Puede parecer estúpido lo que voy a afirmar, pero la manera más rápida de salir del embudo es siguiendo la ruta punteada que se muestra en la imagen y colándose suavemente. Y aunque no es una afirmación reveladora, lo cierto es que funciona !porque la mayoría de la gente lo ignora¡ Desde cierto punto lo que se hace es injusto, después de todo deberíamos salir conforme vamos llegando a la escalera, sin embargo nunca he tenido problemas con la gente al hacerlo, una vez llegando al punto donde inician las escaleras casi casi el flujo de la multitud te incluye y solo hay que dejarse llevar. Hasta la fecha no me ha fallado. Pero conforme más gente sepa y lo quiera poner en práctica esta tactica un tanto tramposa dejará de tener efectividad. Supongo que debido al bajo número de lectores de este blog, mi secreto esta por ahora seguro.

El segundo ejemplo también tiene que ver con el metro. He visto por docenas cómo en las horas pico a algunas gentes la multitud las baja del vagón en una estación donde ellas no quieren, solo porque les tocó esta justo en la puerta. Con frecuencia estas personas luchan vanamente contra corriente tratando de abordar nuevamente el vagón mientras la gente que baja los muele con todo. Lo cierto es que con frecuencia cuando uno se encuentra en dicha situación lo mejor es bajar un momento del vagón y pegarse a la puerta, sin dejar que los que tambien esperan abordar nos rebasen, dejar que salga la manada de gente y luego volver a subir al vagon. La efectividad de esta técnica es por mucho mayor que a la del que lucha vanamente y esta de más decir que el desgaste es mínimo.

Y la lista sigue. Asi que los invito a que ustedes descubran como se sacan ventaja “saliendo del sistema” y aprovechando la ignorancia colectiva. En verdad hay muchas aplicaciones y como siempre, seguiran teniendo éxito mientras más gente las ignore.

Por ultimo dos ideas un tanto relacionadas con estos temas y que igual y puedan despertar interés en los lectores (si me han seguido hasta aqui).

1. ¿Qué pasa cuando “salimos del sistema” del que nosotros mismos somos parte? Los hechos muestran que ocurren una retroalimentación con resultados curiosos, pero a qué se traduce esto cuando el ser humano quiere utilizar su cerebro para entender su mismo cerebro. Esta idea da a su lugar temas complejos e interesante que han abierto debates sobre si es posible construir una Inteligencia Artificial o una computadora autoconsciente. La retroalimentación arroja temás curiosos. Piensa en esta frase: Un cretense dice: “Todos los cretenses somos mentirosos”. ¿El cretense miente o dice la verdad? Si el cretense dice la verdad, entonces al menos uno no es mentiroso, lo que hace falsa la primera afirmación. Al pensar en esto nuestra mente comienza a dar saltos como si la lógica comenzara a quedarse confundida. La retroalimentación dándonos una jugada en el cerebro. Parte de la base matemática que ayuda a explicar todo esto se encuentra en dos temas: máquinas de Turing (que sirvieron de base para las computadoras modernas) y los teoremas de incompletitud de Gödel.

2. En la actualidad hay investigaciones sobre el Problema de Colapso de Colonias (Colony Collapse Disorder – CCD). Este fenómeno se da en algunas colmenas donde sin aparente explicación, las abejas abandonan la colmena dejando a la reina, alimento, larvas y huevos y se alejan para según se supone, morir en algun lado. Una especia de sucidio colectivo. Aunque los científicos tienen muchas teorias y ninguna confirmada para este hecho, al menos el fenómeno ya le dio la idea a Night Shyamalan para que este verano estrene “The happening” donde un colapso similar afectará a la mismisima raza humana. Esperemos que su cinta no sean tan descepcionante como La Aldea o La Dama del Agua.

Estándar

2 thoughts on “Inteligencia colectiva e Ignorancia colectiva (Segunda parte)

  1. Pingback: Encuentro cercanos del n-ésimo tipo « Blagora

  2. Pingback: La crisis mundial y el comportamiento colectivo « Blagora 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s