Lo que pienso

Visiones apocalípticas del LHC


Todo el mundo tiene sus ojos apuntados en el CERN y su Colisionador de Hadrones. Con pesimismo muchos le temen a una posibilidad remotamente minúscula de que todo se salga de control y sean testigos por unos instantes de lo que será el Fin del Mundo. Es curioso ver como piensa nuestra mente que insiste en sacar nuestro lado catastrofista de estos asuntos. Decimos que no nos preocupa y aseguramos que nada va a pasar, pero seguimos dandole vueltas a esa idea, ese sueño (o pesadilla), como si una parte de nosotros deseara, a veces hasta con cierto grado de placer, que se hiciera realidad y que como película salgamos vivos para contarla.

Yo tengo bastante confianza en que nada de ese nivel va a suceder, una parte de lo poco que estudié de física y otra parte de lógica e intuición y otra tanto quizá religiosa me hace estar seguro de que ese opción de Fin del Mundo es infinitamente improbable, otra posibilidad menos fatídica pero con mayores posibilidades será que el dia del experimento la maquinita se nos queme sin más ni más dejándonos con no otra cosa mas que con millones de dólares literalmente quemados para nada. Otra, quizá la más catastrófica que concibe mi mente, es que el colisionador explotara, en cuyo caso me imagino una desgracia de proporciones semejantes a las de Chérnobil. Mientras tanto nuestra mente sigue jugando y esperando mientras la fecha se aproxima, reflexionando ante la inevitable pregunta de “¿qué pasaría si?”.

Y claro, la comicidad tampoco se hace esperar:

Erick, compañero del trabajo nos viene sugiriendo desde hace algunos meses que debido a que el LHC va acabar con el mundo, hay que vivir la vida, claro, con unas palabras un poco más fuertes.

Ese mismo compañero hace unos días al tratarle de explicar a Dulce lo que se planea poner en marcha en octubre le dice: “Es hasta octubre cuando se pone a funcionar el LHC cómo Dios manda“. No falta decir que en ese momento nos soltamos a reir a carcajadas.

Poniendonos de graciosos en la casa, mi hermano se le ocurrió una frase que yo acabé de completar para decir “Incultos, es gracias a cosas como el LHC que sabemos de la existencia de elementos tan importantes como el citripio

Sebastián otro compañero del trabajo nos dice “que si todo sale verdaderamente fatal con el LHC, al menos tiene la seguridad de que se habrá acabado con la pobreza mundial”.

Ya saben, asi somos, no podemos tomarnos la cosas con mayor seriedad.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s