My life

7 Tips para un programador en forma


Una traducción (interpretación) muy a mi manera de este artículo a la que le voy añadiendo mis comentarios.

1. Disciplina y organización. Disciplina para comer la comida adecuada, hacer ejercicio y hasta tomarse tiempo libre. Las rutinas de los programadores difieren, así que es importante armar nuestro horario personal  y apegarnos a el. Largas jornadas de ejercicio durante lapsos irregulares son de mucha menor utilidad y mucho más encaminadas al fracaso, que periodos cortos y regulares.

En mi caso mi rutina que implica comenzar el día levantándome a las 4:45 AM para ir a hacer ejercicio (en octubre cumplí un año en el gym) antes de entrar al trabajo alrededor de los 8 o 9 AM. Al principio fue difícil pero sin desistir logré hacerlo un habito y ya no cuesta tanto (bueno, en invierno si cuesta algo de trabajo). No hay que ser siempre rígidos, se vale que de vez en cuando rompamos con la rutina y hagamos algo distinto.

2. Caminar diario. Si no es posible diario, al menos tres veces a la semana. Una caminadora es útil, pero salir a caminar reporta beneficios extras pues nos da un mejor movimiento en las piernas y también tomamos aire fresco. A veces no notamos que nos hemos pasado todo el día sin salir de la casa.

Esta es una de las tantas razones por las que soy feliz sin carro. Camino, camino y camino como loco. Más de uno me ha dicho que no camino, que corro y si, me encanta llevar un paso acelerado a pesar de que luego sude (que bueno que no tengo que ir de traje a trabajar). Lo de la caminadora es cierto, lo he comprobado. Cuando se corre al aire libre una enfrenta muchas más variables que aportan resistencia: diferentes terrenos con baches y altitudes, a veces el aire esta más frío, cosas del mundo real que una caminadora no da. Y la ventaja extra es que cuando un día lo intentas en la caminadora, el trote se te hace más facilito.

3. Consigue un buen asiento. Seria correcto decir que la segunda cosa más importante para el programador luego de la computadora, es el asiento. Ya saben cuestión de ergonomía. Es importante que este sea agradable y cómodo, que aliviane un poco el estrés si vamos a pasar horas en el. Vale la pena invertir en una buena silla y aquí una lista de lo que debemos buscar en ella.

En mi caso tengo el asiento que me da la empresa. No es tan malo, pero luego de algunas horas, cuando se alarga la jornada si como que cansa. Para contrarrestarlo tengo que andarme parando a caminar o hasta en ocasiones me pongo a teclear de pie.

4. Recarga tu cerebro. Aquí hay 14 pasos para hacerlo. También el cerebro debe estar en forma, al final de cuenta ahí esta todo, ¿o no? Así que a darle cosas que lo mantengan bien nutrido y algo de ejercicio como juegos mentales.

Bueno, aquí si necesito trabajar un poco más, aunque luego no soy muy fan de los juegos mentales.

5. No te olvides de tus ojos. No hay que explicar mucho para entender la importancia que merecen los ojos de un programador. Un buen hábito es descansarlos a intervalos regulares, darles una ligera refrescada y cerrarlos un rato.

Aquí si repruebo, he comprobado que lastimo demasiado mis ojos. Lo único que llego a hacer es humectarlos un poco con lágrimas artificiales, pero admito que debo de descansarlos un poco mas.

6. 10 minutos de Yoga. Si, 10 minutos son suficientes. Con esto nos referimos principalmente a ejercicios de respiración.

No soy fan del Yoga, pero si de los ejercicios de respiración, aunque no los hago muy seguido.

7. No dejes las cosas para luego. Los programadores somos la especie mas floja que hay.  Nos cuesta un enorme trabajo levantarnos, pararnos de la silla y hacer algo mas. Soñamos un día con determinación hacer algo y al día siguiente lo único que sobrevive es la determinación. Pero cuando por fin nos atrevemos pensamos en porque no lo hicimos antes y nos damos cuenta que se siente tan bien. Así que a comenzar desde ahora.

Muy cierto.

Como octavo punto unas palabras sobre la comida.

En la comida también he cambiado mucho de hábitos que requieren sin duda disciplina, aunque en realidad sigo una dieta simple: menos grasas, azucares y carbohidratos y algo más de proteínas. Nunca pensé en ser de los que se fijan en las tablitas nutricionales y cuentan calorías y todo eso, pero ahora lo soy aunque tampoco exagerado. Cuatro comentarios al respecto:

  • PROTEÍNAS: Mi principal ingrediente para ganar algo de músculo (bien saben que no soy nada musculoso), pero debo procurar obtenerlas con la menor cantidad de grasas. Estas las adquiero principalmente del huevo, pescado, leche de soya, suplementos a base de proteína de leche y también en menor medida carnes.
  • CARBOHIDRATOS: Lo de los carbohidratos es difícil pues estos son algo así como el combustible del deportista así que no se pueden dejar, pero si no hay deporte entonces solo se acumulan, así que a veces es difícil medirlo. Cuando nadaba necesitaba más de estos que de las proteínas y ahora es un tanto al revés. Aquí me esfuerzo (realmente me cuesta) reduciendo las harinas, sea arroz, frituritas, galletas o pan. La tortilla (de maíz) es genial porque aporta carbohidratos y poca grasa aunque de todas formas hay que comerla con moderación. De ser posible buscamos las harinas integrales. Un buen tip es bajar al mínimo el consumo de carbohidratos después de las 5 o 6 de la tarde.
  • AZUCARES: Es increíble que el vaso grande de refresco que acompaña a una Burger King, tenga casi las mismas calorías que la hamburguesa. Pero créanlo porque es cierto, las bebidas azucaradas son verdaderas fábricas de obesos. Su alta aportación calórica es obviamente por el azúcar pero lo peor es que al estar en un líquido nuestro cuerpo difícilmente percibe un efecto de saciedad e incluso con frecuencia no sabe digerirlas. Al final del día, como “caballos de Troya” hacen su espantosa aparición con una aportación extra de calorías. ¿Quién nos engañó que las bebidas deben ser siempre dulces? ¿Por qué no ligeramente amargas como se bebe el té en algunas zonas o sencillamente simples como las debieron beber varios ancestros? Es una cuestión de cultura y costumbres. La cosa es que ahora me he decantado por bebidas como el té sin azúcar y los “jugos de frutas” diluidos en agua. El refresco va en contadas ocasiones, por lo general fines de semana, y con 250ml es más que suficiente.
  • GRASAS: Las malas de la película, pero no tanto. Lo cierto es que nuestro cuerpo requiere de ellas, solo que aquí bien importa su calidad. Procuro obtenerlas de semillas y del pescado y carne y lo mas que se pueda evitar las cosas fritas.

Estándar

2 thoughts on “7 Tips para un programador en forma

  1. Buen articulo y no solo se puede aplicar a un programador, sino a todo aquel que por el tipo de trabajo se ve obligado a tener una vida sedentaria (mas de 8 o 10 horas frente a un computador)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s