Entretenimiento, Lo que pienso

La comedia humana


Rafael sacó de debajo de la almohada el trozo de piel de zapa, frágil y diminuto como una hoja de pervinca, y se lo mostró a Paulina […]

-Este es un talismán que realiza mis deseos y representa mi vida. ¡Mira lo que me resta! Si continuamos contemplándonos moriré…

La piel de zapa
Honorato de Balzac

Disfruté leyendo a Balzac en mis épocas estudiantiles, sus novelas sacan a colación la complejidad humana con un toque de magia y fantasía que lo hacen irresistible. Su magno proyecto novelistico era “La Comedia Humana” una serie de 137 novelas que intentaban retratar la sociedad francesa. La muerte le impidió cumplir con el objetivo, pero dejó 85 novelas completas, demasiadas y tan buenas como para considerar el proyecto un fracaso.

Aunque yo solo leí dos, la favorita sin duda es La Piel de Zapa, una piel mágica que cumple los deseos de su dueño, pero por cada deseo se va haciendo más chica y arrancandolé la vida. Asi la piel es una metáfora del deseo incontrolable que termina por consumirnos. Y asi de trágicas son muchas de las novelas de Balzac (la otra que leí fue Eugenia Grandet).

Sus historias se me vinieron a la mente ahora que he tenido un poco más de paciencia para ver algunas películas biográficas con las que luego tengo que estar algo de humor para soportarlas.

La primera que vi fue “Las cenizas de Ángela” (Angela’s Ashes), basada en el libro autobiográfico de Frank McCourt quien nos relata su miserable infancia. Nacido en EU y luego emigrado a Irlanda aún pequeño, a McCourt le toca una vida de pobreza ante un padre alcohólico que termina por abandonar la familia de la cual la madre y mas tarde McCourt como hijo mayor tienen que hacerse cargo. Al final McCourt logra su sueño de regresar a los 19 años a EU (lugar donde por cierto aún vive, concretamente en Nueva York).

La segunda película fue “La vida en rosa” (La Vie en rose o La Môme) que nos relata la vida de Edith Piaf, un ícono de la música francesa reconocida a nivel mundial. Una mujer algo fea (a mis gustos) que también creció en la miseria pero poco a poco su voz inigualable la llevó a convertirse en estrella mundial. Al verla me parece increible la cantidad de canciones que hasta la fecha oimos en voces de otros cantantes y traducidas de mil formas, pero que tienen sus orígenes en las canciones de Piaf. Y quizá hubieramos disfrutado de su voz un poco más, de no haber sido porque se inició en el gusto por la morfina; vicio que le llevó a la tumba en 1963 a sus escasos 47 años. Marion Cotillard interpreta a Piaf estupendamente lo que le hizo gran merecedora del premio Oscar a mejor actriz de 2008.

Buenas películas, eso si solo si están de humor. Pero al final, pese a todas las cosas positivas, solo me hacen pensar en lo miserables que pueden ser las vidas de los seres humanos. Algo que no depende ni de la riqueza ni la pobreza.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s