Nuestro planeta

Adiós a las bolsas


El lunes pasado compré a $10.00 c/u dos bolsas de tela en el Aurrera de mi casa (por fin llegaron a mi pueblo las dichosas bolsas). Mi madre me pregunta: “¿Y esas para que son?”. La miro muy serio con cara de “tu queja no me va hacer cambiar de opinión” y le digo que pues para que nos den menos bolsas de plástico a la salida. Ya no me dijo nada pero no quedo muy convencida.

Ayer me enteré de que es oficial y hoy es la nota del dia No mas bolsas de plástico en el DF. Una excelente noticia, luego de que el año pasado me hubiera quejado de esto y le siguiera dando seguimiento al tema. Pero desgraciadamente no todos tomaron la noticia con la misma felicidad, empezando por mi casa. Ayer cuando dieron la noticia a mi padre medio le revienta el higado y se quejó de que entonces en dónde demonios vamos a cargar las cosas. Yo mejor me quedé con las ganas de decir algo. Quizá la brecha generacional, quizá el hecho de que muchos de nuestros padres crecieron en una época en que este tipo de prácticas aún no representaban una amenaza para el planeta y aparte se niegan a salir de esa burbuja. Y he oído comentarios similares, como aquel que me da mucha risa de “¿y entonces donde vamos a tirar nuestra basura?”

La respuesta a todas esas y demás preguntas es muy simple: hay que adoptar nuevos hábitos. Acostumbrarse a cargar nuestra bolsa de mandado. Reutilizar, cuidar y conservar las bolsas de plástico que ya tenemos. Comprarse unos botes adecuados para la basura, quizá usemos bolsas pero serán mucho menos. Al principio como todo hábito, cuesta acostumbrarse, pero después se vuelve de lo más normal. Quisiera ser bien optimista y creer que las empresas mercantiles reducirán esos centavos que nos cobraban por las bolsas “gratuitas” en cada uno de los productos, pero todos sabemos que eso difícilmente pasará. Pero muy aparte del lado económico, y del político (que también muchos discuten) ten por seguro que le estas haciendo un enorme bien al planeta. Asi que señores dejemos de quejarnos y seamos un poco más optimistas.

La unica parte que me deja un poco dudoso es que habrá un periodo de gracia de 12 meses para comenzar a aplicar sanciones. Esto me recordó a la “Ley de residuos sólidos” que ha venido a ser un reverendo fracaso y que nunca se acabó de concretar, por lo que ahora todos se la pasan por ahi donde ustedes se imaginan. Ojalá y con esta nueva ley no pase lo mismo.

¿Han tratado de rechazar una bolsa en Sears, El Palacio de Hierro o similares? Las cosas se pueden poner verdaderamente divertidas. Yo luego por no discutir acabo por aceptarlas, pero el otro dia vi como un americano le dijo  “No” al cuate que lo estaba atendiendo y sin más echó lo que habia comprado en la mochila. El vendedor ni tuvo tiempo de decir nada, asi que creo que la voy a aplicar la próxima vez que compre algo. Y claro, el relato de este chico me sigue botando de la risa.

Estándar

One thought on “Adiós a las bolsas

  1. Dónde vamos a echar las kks de nuestros perros?!

    Yo igual compro bolsas para la basura. Las del súper las uso más bien para las kks de los canes ó para echar zapatos cuando viajo. A veces para el botecito del baño que es más chiquito… No las extrañaría mucho, muchote.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s