Entretenimiento, Lo que pienso, Peliculas

Comienzo a odiar a Cinemex


Suelo ir al cine a Cinemex, quizá la opción más común aqui en el DF y en términos generales pese a uno que otro detalle siempre me había parecido una buena opción.

Ni tan amolada como el socorrido Multicinemas de Torres Lindavista ideal en antaño para los estudiantes con poco varo (los miércoles la entrada salía como en 15 pesos creo) y a unos pasos de la escuela, todo atendido por gente de la tercera edad y eso si con unas salas dignas de película de terror pintadas de amarillo deprimente con butacas rojas rechinantes y casi con el relleno de fuera. Tampoco tan caro como aquel dia que acabé con Pitt en un Cinemark de no recuerdo dónde y en el que pagar aquel entonces 40 0 45 pesos por un cine que senti tan “X” se me hizo un tanto excesivo.

Los últimos meses, sin embargo, no he podido decir lo mismo y hay varias cosas que me están haciendo odiarlo, aqui enlisto algunas de ellas:

  1. Su tecnología puede ser una pesadilla. Es de risa llegar a comprar un boleto y que se ponga a anotar en sus libretitas porque “no hay sistema”. Y doblemente de risa cuando te tienen que abonar puntos si tienes tarjeta de Invitado Especial. El climax llegó el dia que fui a recoger la dichosa tarjeta de Invitado Especial Oro, resulta que me dicen que no aparezco y que la única forma de validar es presentando mi ticket de cuando la tramité, que en algún lado de mi desordenada habitación debe de estar. De lo contrario tengo que volver a pagar $30 pesos por el trámite. Después de medio quejarme y hacer comentarios sarcásticos en la cara de la chava que me atendía pensé “al demonio con la tarjetita, que ni que fuera la gran cosa” y decirles “hay nos vidrios”. En eso otro cuate que atendía me dice: “creo que yo me acuerdo de ti, al parece el dia que veniste se cayó el sistema y se perdió tu información” y yo puse cara de “será el sereno pero pues qué chafa”. Total que le dice a la chava que me saque de nuevo un ticket sin pagar nada y ahora tengo que volver a ir en una nueva fecha, a ver que novedad.
  2. Su nueva página es terrible. Esta va de la manita con el anterior, pero bien merece un punto aparte. Gracias a Marcos me entero que Cinemex estrena nuevo diseño en www.cinemex.com. El anterior tampoco era lo mejor, pero este esta para llorar. Ahora su “compra rápida” te obliga estúpidamente a elegir tu ciudad, complejo, película, fecha,  horario y el color de tus calzones para poder hacer una maldita consulta que con suerte funcionará. Yo ya estaba más que acostumbrado a buscar por película o buscar por complejo y fin de la historia con eso me bastaba y era feliz (Pus ¿qué no piensan en sus usuarios?). De paso como buenos mexicanos decidieron “liberar” (ja ja se nota que soy de sistemas verdad) la página teniendo un buen de detalles aún (ouch! mi lengua), que por cierto uno de ellos me permite ir a la funcionalidad viejita donde soy feliz de nuevo (click en Interactúa en la parte de abajo de la página). Y con eso de que ahora tienen nuevos jefes decidieron darle una manita de gato, cambiaron el logo un poco para que ahora parezca una filial de las pinturas Comex y total que les ha quedado medio cajeto.
  3. Los mismo pero más caro. Con el pretexto de la crisis y la influenza a todo le subieron sus 5 pesitos. Me chocan cuando dicen que “comparado con otros países” el cine aqui es baratísimo. Te lo creo si me incluyes a como esta el salario mínino en esos países, porque la realidad es que para millones de mexicanos sigue siendo un lujito que no se pueden dar y menos si se hicieron de 5 o 6 chamacos, pero bueno eso ya es otra historia. Sé que esto no es exclusivo de Cinemex, aunque siendo honestos ya no hay diferencia con sus precios y los de otros cines.  Pero ¿de verdad los precios están justificados y no hay otra forma sacar las cuentas? Sobre todo hablando de los productos, los cuales por cierto rara vez compro, donde hay algo que sencillamente no me cuadra. La ultima vez que fui veía como un inofensivo Pelón costaba unos 15 pesos. Medio litro de refresco $24 pero no dejes ir la oportunidad porque “por solo $4 pesitos más te llevas el vaso grande” o peor aún, compra y por solo “$14 pesos más llevate un chocolate o mordisco” (regalado). Con razón ir al cine con la novia o peor aún con la familia puede ser un desfalco (más si hay niños chiquitos de por medio). Se pueden argumentar muchas cosas a favor pero para mi la idea es simple, si me gasto menos de $20 pesos por 2 litros de Coca-Cola en la tienda y tengo que pagar $28 por poco más de un litro de Coca-Cola diluida en el cine ¿qué es lo que hace la diferencia, el plus? Ya de perdis que me lo sirviera una conejita playboy o algo asi pa’ desquitar.  Díganme codo, pero hay que ver calidad y precio y aqui la diferencia es abismal que no encuentro más razón que la de querer querer sangrar a la gente. Yo por eso mejor me voy comido o como algo saliendo. Me pregunto, ¿de plano no saldrían las cuentas si sus productos fueran más baratos? Me ilusiona pensar que la gente compraría más, pero igual y me equivoco. Por cierto, que levante la mano el que ha metido los alimentos de contrabando, ¿verdad que no soy el único? Y menos con mi inocente madre que casi casi nos lleva las tortas de frijol con huevo debajo de la ropa y yo con cara de “trágame tierra” (ja ja, aplausos a mi madre).
  4. Un servicio cada vez más pobre. Para salir con las cuentas (según), la solución con frecuencia es tener a menos chavitos haciendole de “pulpos”. Y si a eso le sumamos que algunos andan bien atarantados o de plano son conchudos, el resultado no es nada bueno. Me ha tocado esperar los minutos en paqueteria esperando que algún chavo se apiade de nosotros y termine de despachar las palomitas a un cliente para correr a entregarnos nuestras cosas. Las películas fallan y hasta que alguien de los espectadores corre a buscar ayuda es que se dan cuenta del detalle.
  5. Maten al papá “pidata” y toda su prole. Se que esto no es culpa directa de Cinemex pero me vale, tengo que aprovechar. Porque despues de ver unas dos o tres veces el corto para evitar la piratería de plano se te hace castroso. De puro desahogo te dan ganas de salir a comprarle todas las películas pirata al primer puesto que te encuentres. A las escuinclas pulgosas esas me dan ganas de encontrarlas en la calle y azotarles sus cabecitas contra una banqueta.  Curioso que cuando sale el corto se oyen un buen de risitas y chistes, todo es una burla. No es que este a favor de la piratería (aunque tampoco estoy completamente en contra, pero ya explicaré otro dia) lo cierto es que a veces pongo en duda el beneficio de esas campañas que luego tienen el efecto contrario en mi y no sé en cuantos más. ¿Efectivas? Nel, soy un completo incrédulo.

Y bueno ya me desahogué y ahora ya no le soy tan fiel a Cinemex y he experimentado con otras opciones (tambien con sus deficiencias por cierto). Habrá que ver si este no es uno de los negocios a los que el futuro no les pinta nada bueno (¿verdad Blockbuster?) y después nos echemos la pelotita de quién fue el primero que le puso la estocada final, nosotros o ellos.

¿Y tú que otras cosas le añades a la lista?

P.D. Por cierto, no solo me quejo aqui, también me voy a quejar con los de Cinemex, no sé si me pelen, pero de todas formas no me quedaré con las ganas.

Estándar

10 thoughts on “Comienzo a odiar a Cinemex

  1. meduelelachoya dice:

    A mi no me gustó Cinemex. Acá en GDL hay contados y los primeros están super feítos. En el DF me parecieron “bonitos”, pero cariñosos. Simplemente las palomitas están más caras que en Cinepolis.

    De que el cine es más caro en otros lados es cierto, Alvaro me decía que salía carísimo aún ganando en dólares (según nuestros cálculos), pero esa no es razón para justificar un alza en los precios, verdad? Además, no creo que tarden tanto en recuperarse si tenemos en cuenta que todo ahí sale al doble ó al triple.

    En fin, que feo que le den en la torre a los pocos vicios que uno tiene, no?

    • La semana pasada fui a Cinemark a ver Wolverine. Costo 54 pesos la entrada, 1 peso menos que Cinemex. No cabe duda que habra que explorar nuevas opciones en el mundo de los cines.

  2. Mojado dice:

    A mi el cine me cuesta el equivalente a 18 dolares. Y a pesar de ser cinefilo solo he podido ir una vez aqui, ya que entre encontrar quien cuide a mi muy amado hijo y que haya una buena pelicula en español se me va el tiempo.

  3. Yo vivia en el mundo de Cinepolis hasta que subieron a 32 pesos por funcion en miercoles, luego comenzé a ir a lumiere donde todavia salian en 28 pesos la funicon en miercoles, y de repente bajaron a25 pesos y luego subieron a 30, y termine volviendo a Cinepolis por que no todas las peliculas estan subtituladas y las presentan dobladas.

    Pero bueno, con respecto al comentario de que aqui es mas barato que en otros paises, otra gran diferencia está en que los demas cines casi todoas las salas son “digitales” y es el mismo precio si la pelicula es 3D o Imax a si no tiene estas caracteristicas, mientras qeu aqui las 3D no te bajan de 58 pesos y las IMAX (en donde hay) la funcion no baja de 70 pesos.

    En fin. Ya crearé mi cadena de cines y les daré en la torre a todos, jajaja.

  4. Pingback: Caso Cinemex. Cuando una excelente idea se convierte en un gran tropiezo « Blagora 2.0

  5. Izura dice:

    A mi me parece más cómodo ir a cinépolis aunque es más caro, y me han tocado menos fallos técnicos con las películas que con cinemex, las funciones 3D son mejores que en cinemex; en cinemex la primera vez que fui a una función 3D todos los lentes 3D estaban épicamente puercos, o no se si así se los fabrican pero parecía mas bien que tenía yo lentes de sol puestos, ni podía ver bien la pantalla de tan oscuro, y todos los lentes estaban así, veía mejor la pantalla sin los lentes (pero sin el 3D), me gustan las crepas de cinépolis pero quise probar en cinemex y para empezar se les descompuso en el acto la plancha, cuando al fin hicieron la crepa tuvieron que llevármela hasta mi asiento en la función pero realmente no estaba buena la masa de la crepa, sabía como a pura harina con agua o algo así, en fin cinemex me ha dado muy malas sorpresitas.

    Por otro lado, en cinemex el precio es estándar en todos sus establecimientos pero en cinépolis le varían el precio según la ubicación del complejo.
    A qué me refiero? en “Plaza Galerías Cuernavaca” hay un cinépolis y las entradas a funciones ordinarias es de unos 62 pesos, y de las funciones 3D son de $100 (o más, ya no recuerdo), en cambio el coplejo Cinépolis cuautla las funciones ordinarias son de $37 y las 3D de $62 , que loco….
    Si se trata de pagar menos y estar cómodo me voy al cinepolis cuautla en domingo o matinee

  6. Iván dice:

    Jajaja vivo en Veracruz, México jajaja y las salas estándar andan en $62 y en no recuerdo cuanto las 3D pero no pasan de $100 y ufff pero entro un tipo de promoción de pagar con tarjeta banamex tenías un 2×1 todos los días pero sólo en salas estándar pero pues bueno ya es una alivianda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s