Curiosidades

Relaciones peligrosas


“Bájate, yo te voy a llevar al trabajo” – Asi le decia un tipo ayer a su novia. Eran casi las 6 AM cuando iba en la combi camino a Indios Verdes. Durante el trayecto una chica abordó la combi. Pero a los pocos metros de avanzar y antes de llegar a la autopista un taxi nos rebasó y le hizo el cerrón a la combi. El tipo del taxi se baja, va a la combi y abre la puerta para gritarle a la chica que se baje. El tipejo luce ligeramente alcoholizado y porta un vasito de unicel en la mano derecha.  La gente que viaja en la combi comienza a quejarse de que llevamos prisa y el ‘Romeo moderno’ se apresura a decir su frase de poesía: “¿Qué? ¿No puedo uno decirle algo a la mujer que ama?”. La chica con su cara de vergüenza y al borde del llanto se limita a decir que pare y que no complique más las cosas. Le pide que no hagan el ridículo y que la deje ir porque se le hace tarde para el trabajo. El ‘noviecito’ todavía le dice: “¿Qué? ¿Es por eso?” mientras señala su vaso de unicel y acto seguido la arroja al asfalto.

La gente ya desesperada le dice al chofer que le saque la vuelta al taxi y lo rebase. El señor que va al lado de la puerta la cierra y dejan ahi parado al valiente galán. El chofer rodea el taxi y sigue su recorrido, pero cuando menos ve el taxi se le vuelve a adelantar y se le planta de nuevo enfrente. Esta vez los que venimos en la combi le decimos que se eche de reversa y emprendamos de nuevo la huída. La chica tiene cara de preocupación y pena.  Yo solo pensaba en que si la persecución seguía para cuando llegaramos a la autopista lo más seguro es que todo acabara en un accidente.

Por fortuna más carros se fueron añadiendo y el tráfico que ya empezaba en la autopista hicieron que finalmente ‘enamorado’ desistiera. Son esos momentos que dan pena ajena. Resulta inevitable pensar como iba acabar el dia esa chica. Ójala no resulte ser como las pobrecitas que platicaba el otro dia Jill. Creo que si fuera mi caso el showcito ese habria sido motivo suficiente para mandarlo directito a la fregada. Más si aún no hay matrimonio de por medio. Si alguien se porta asi de novios, ¿que se puede esperar de casados?. Pero muchas se encierran en su estúpido cuento de hadas creyendo que se compondrán en el futuro. Un futuro que raramente llega.

Por otro lado decirle NO a esos pelajustanes puede ser todo un reto. Ha de ser fastidiosisimo cuando alguien que supuestamente te ama se obsesiona contigo y todo se vuelve acoso y hasta venganza, más si el tipo toma, se droga o es violento (y si son las tres juntas lástima). La vergüenza se puede aguantar, pero cuando se pone en riesgo tu integridad física ya son palabras mayores. Mejor aprender a elegir bien desde el inicio porque de lo contrario después podemos estar lamentándonos.

No esta de más recalcar la importancia de ver más allá de lo obvio y  superficial en nuestras relaciones. Recuerdo a otra chica de un trabajo anterior con un novio que le exigía mucho, pero el no daba nada. Para todos nosotros parecía más que obvio que el no la quería y ella también se daba idea, pero el chico era “tan hermoso” que no le importaba que la siguiera tratando como una piltrafa. ¡Qué bruta! Aunque el amor nos puede cegar hay que guardar algo de cordura y valor para aprender a tomar decisiones correctas y no solo “por el corazón” (o el capricho).

Mientras tanto ese dia sin querer se ventilaron los trapitos de una de tantas parejas, las estupideses del amor y que bien que todo quedo en eso sin pasar a mayores, al menos para nosotros porque para esa chica quién sabe.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s