Ciencia y tecnología, Lugares, Sociedad

Jamkhed – CRHP


hospbeds

Interior de CRHP

Con pequeñas excepciones, los médicos de los países pobres escogen su carrera por la misma razón que la mayoría de las personas de todo el mundo lo hace: para tener un buen nivel de vida. Cuando estas expectativas no se satisfacen, muchos doctores suelen emigrar al extranjero para hallar empleos mejores remunerados. El inevitable resultado es una pésima distribución de la atención sanitaria. Mientras en países como Estados Unidos o Australia la proporción es de entre 30 a 55 agentes de salud por cada 1000 personas, en algunas regiones de África y Asia la proporción es de tan solo 2.5 agentes o menos por cada 1000.

En países pobres de habla inglesa como Ghana, Malawi y la India las deplorables condiciones en los hospitales y la malísima y a menudo retrasada paga hace que año tras año miles de doctores se vean atraídos a lugares como Estados Unidos, Canada, Gran Bretaña y Australia para llenar sobre todo las vacantes de profesionales de la salud que se requieren en las zonas rurales de estas naciones de primer mundo. Este fenómeno conduce a marcadas desigualdades como por ejemplo, el hecho de que algunos países africanos tengan más doctores ejerciendo en el extranjero que en ellos.

Conscientes de esta realidad, hace 38 años el Dr. Raj Arole y su ya fallecida esposa, quienes se graduaron con las mejores notas en el Christian Medical College, considerado una de las escuelas de medicina más prestigiosas de la India, iniciaron el Proyecto Integral de Salud Rural (Comprenhensive Rural Health Project – CRHP) también conocido como Jamkhed que es la ciudad sede de la fundación. “En la escuela intentaban imponerte una formación que te convertiría en buen doctor en Francia o Alemania”, dice Arole. Sin embargo su objetivo era distinto: promover la salud entre los pobres.

Con limitadísimos recursos los Arole fundaron un pequeño hospital para atender inicialmente a 8 aldeas con una población de 10,000 habitantes. Actualmente, la atención abarca unas 300 aldeas con una población estimada de medio millón de habitantes. Con un raquitico presupuesto anual estimado en unos 500, 000 dólares ¿cómo ha logrado la fundación hacerse cargo de la atención médica? Con mucho ingenio, diría yo.

Y es que no dejan de admirarme las estrategias que implementaron los Arole para hacer frente al reto. Gran parte del éxito radicó en identificar las raíces de los problemas de salud. Determinaron que la mayoría de las aldeas se veían plagadas por la desnutrición, enfermedades infecciosas, muertes en partos y accidentes de trabajo. La injusticia social que rebaja la condición de las mujeres y conserva un sistema de castas también contribuye al problema. Sin embargo, prácticamente un 80% de los problemas de las aldeas no requieren de médicos para su solución. Más bien requieren de medicina preventiva y educar a la gente.

Para hacer llegar esta atención a las aldeas y dado que no contaban con médicos. Los Arole se valieron de mujeres provenientes de la casta más despreciable: la dalit. Muchas de estas mujeres llevaban vida de pordioseras pues ni siquiera son consideradas como personas. A estas agentes, como ahora se les llama, se les capacitó para brindar atención sanitaria elemental y poder impartir educación en las aldeas. La aceptación de estas agentes en la comunidad no fue instantánea, pero conforme se vieron los resultados la gente comenzó a confiar cada vez más y mas en ellas. A finde romper la discriminación, cuando Jamkhed obtuvo presupuesto para construir pozos de agua, Arole exigió que se construyeran en aldeas de los dalit. Asi las castas superiores se veían obligadas a acudir a esas zonas.

Los resultados fueron increíbles. Los porcentajes de enfermedades típicas como diarrea infantil, pulmonía, muerte neonatal, malaria, lepra, tétanos, tuberculosis entre otros, se redujeron drásticamente (Por ejemplo, en  1988 hubo 592 casos de tuberculosis, pero en 2006 solo fueron 6) . Gracias a los programas de educación la gente ha empezado a cuidarse y adoptar mejores hábitos de salud. Las aldeas con frecuencia se ha involucrado en proyectos para su propio mejoramiento.

El enfoque de Jamkhed se basa en un modelo de 3 capas o niveles:

  1. Agentes de salud. Jamkhed considera que ellas pueden atender el 80% de las necesidades de la comunidad, tales como atención preventiva, supervisión de mdicamentos recetados, obstetricia, pediatria, educación para la salud, higiene y cuidado del agua.
  2. Hospital de Jamkhed. Cuando algunos casos se complican, los pacientes son llevados al hospital para que se les atienda. Algunas cirugías también son atendidas aqui. La distancia media entre las aldeas y el hospital es de unos 100km.
  3. Hospitales mayores. Cuando se requiere atención especializada o una cirugía mayor los pacientes son encaminados a otros hospitales que cuenten con el equipo adecuado.

Este modelo escalonado le han resultado tan efectivo que los organismos internacionales no dejan de seguirle la pista. Y en otras partes se comienzan a implementar modelos semejantes en un intento de hacer frente a la escasez de médicos.

Mientras tanto Jamkhed sigue creciendo y brindando nuevos servicios, ya no solo médicos a las aldeas. Su sosten siguen siendo las donaciones. Con tan solo 3,000 dólares, Jamkhed puede proveer de una casa permanente a una familia pobre. Con 75 dólares puede brindarle una prótesis a quien la necesite o también proveer de 2 cabras a una familia para ayudarle a subsistir. Con 50 dólares puede alcanza para darles 100 pollitos y que inicien una granja. Con 40 les brinda un filtro de agua y con 20 un par de uniformes escolares.

Admirable también es la abnegación y sacrificio de Raj Arole y otros tantos médicos y voluntarios que se le han unido. Su labor requiere de mucho amor a su profesión y a la gente. De encontrar en el beneficio de los demás una satisfacción personal, su pago, su ganancia. Una que por cierto, resulta más llenadora que la económica.

Hospital Opening3

El nuevo hospital

Nota final: En abril de este año Jamkhed consiguió abrir un nuevo hospital. El viejo hospital sigue prestando servicio a unas 10,000 personas pero ya presenta grave deterioro. De no conseguirse los fondos para su reparación este deberá clausurarse definitivamente.

Con información de Revista National Geographic de diciembre de 2008 y pagina oficial de la fundación CRHP.

Estándar

2 thoughts on “Jamkhed – CRHP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s