Fitness, My life, Uncategorized

Una saludable semana


Por fin logré regresar full al gimnasio dejando un poco atrás la hueva de inicio de año, el frío, las complicaciones del proyecto y mi intento de gripe. Este año tengo como meta respecto al ejercicio el cuantificar resultados, ponerle números y medir.

Después de dos años de constancia los logros han sido buenos aunque quizá no suficientes. Nunca me ha gustado comparar mis logros con los de los demás porque no somos iguales en muchas cosas, ni en edad, constitución física ni en objetivos. Mi punto de comparación soy yo mismo y soy yo el objetivo a vencer y superar. Reconozco que tengo limitantes algunas de las cuales quizá hace 10 años aún estaba en la posibilidad de cambiarlas, pero no ahora.Pero no puedo quedarme en la excusa y la autocompasión ni mucho menos frustrarme por ello. Solo me resta aceptarlo y sacar partido de lo que tengo.

Desde que entré al gimnasio había una cosa que tenía muy clara: no quiero un cuerpo con músculos enormes  saltando por todos lados. Aunque son cuerpos admirables, yo les veo demasiados contras. Para empezar a no ser que traigas poca y ajustada ropa quizá podrá admirarse, pero de ahí en fuera tendrás que recurrir a las tallas grandes y extragrandes y salir con tu traje o ropa de vestir y sencillamente a la gente le parecerás “gordo” o un bulto en el mejor de los casos. Inclusive siento que ya no es tipo de cuerpo que esté tan a la moda como fue en algunos otros años. Por otro lado pienso en el costo de mantener un cuerpo así. Las historias de gente que toma no menos de 20 huevos al día más suplementos y de más además sonarme enfermizar me dan pavor. Y finalmente si a esos músculos no se les sigue ejercitando se atrofian, se pone flácidos o se llenan de grasa. Solo basta esperar para cuando los tipos rebasan los 50 y contemplar el cuerpo terrible con el que terminan.

Pero regresando al punto de cuantificar y los objetivos. Aún me quedan músculos por trabajar y hacer crecer un poco más y espero tener buenos resultados este año. Y para ello hoy se me ocurrió hace resumen de las actividades de la semana. Este semana en particular fue excelente porque no falté ningún día y logré completarla sin quedar completamente molido. Y así quedó:

Total hrs
Lunes Mañana: Calentamiento – Body Combat – Body Pump. 2.5
Lunes Tarde: Body Jam – Body Combat 2.0
Martes Mañana: Calentamiento – Abdomen – Brazo – Tricep. 1.5
Miércoles Mañana: Body Combat – Body Pump 2.0
Miércoles Tarde: Body Jam – Body Combat – Body Balance 3.0
Jueves Mañana: Calentamiento – Pecho. 1.5
Viernes Mañana: Correr – Calentamiento – Pierna. 1.5
Viernes Tarde: Body Combat 1.0
Sábado Mañana: Body Combat – Body Jam. 2.0
Total: 17.0

Con respecto a las clases de Body System el resumen es este:

Clase No. de veces
Body Combat 6
Body Jam 3
Body Pump 2
Body Balance 1
Total 12

Analizando, la primera impresión me viene al darme cuenta que el total son 17 hrs, nunca me había puesto a pensar en este detalle. De esas 17 horas 12 las invertí en clases y solo 5 en las pesas. Esto se traduce a un buen de cardio y quema de grasa que se desbalancea un tanto con las pesas. Admito que quizá debería reacomodar algunas actividades y lo pensaré pero por el momento se me hace difícil reemplazar algunas clases sencillamente porque ya estoy tan acostumbrado con ellas.

Respecto a las clases lo que no es novedad para mi son las 6 horas de Body Combat que adoro cada día más y quizá haya otra meta cocinándose al respecto para este año. Body Jam es la más relax y a mi gusto en la que menos se hace ejercicio, pero estoy aprendiendo a disfrutarla, a divertirme y a desinhibirme  y parece que lo estoy logrando por lo que amenazo con volverme un jammer bien chido (hace 8 días la instructora me felicitó por mi mejora, !después de que yo me consideraba un ser con dos pies izquierdos¡). Body Pump también debería de contar como pesas y la verdad no pienso dejarla en vista de lo mucho que me está ayudando para marcar los músculos (especialmente brazos y piernas) y creo que combinado con las pesas van a convertirse en una de mis armas más poderosas este año. Y Body Balance es la cereza del pastel, una clase que tampoco puedo dejar y porque por tan insignificante es el complemento perfecto al que le debo la concentración, el equilibrio, la flexibilidad y hasta la relajación.

Casi festejo cuando consigo completar una semana de estas. Me hace sentir genial. Aún hay mucho por hacer al respecto y esperemos cumplir mis metas este año.

Estándar

One thought on “Una saludable semana

  1. Pingback: Reflexiones ante un moribundo 2010 – Parte 1 « Blagora 2.0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s