Arte, Entretenimiento, Historia, Musica, Sociedad

Los castrati


“I was born at Naples, where they make eunuchs of thousands of children every year; some die of the operation; some acquire voices far beyond the most tuneful of your ladies; and others are sent to govern states and empires. ”

“‘Nací en Nápoles, donde se hacen eunucos de miles de niños cada año; algunos mueren de la operación, algunos adquieren voces mucho más melodiosas que las damas; y otros son enviados a gobernar estados e imperios.”

Candide Cap 12, Voltaire

La explotación corporal al servicio de las modas es una constante en la historia. Hoy tenemos modelos anoréxicas,  pero hace 3 siglos en los teatros de ópera barrocos se oía con frecuencia la expresión “¡Evviva il coltellino!” (¡Viva el cuchillito!) . Aquella frase aludía por un lado a la grandeza de los actores y por otro recordaba la crueldad cometida ante ellos. Eran los castrati.

A veces anestesiados con opio u otras bebidas, a los muchachos se les extirpaban o aplastaban los testículos y a veces también se les practicaba un corte en el abdomen para extraer y separar el conducto espermático. Por lo general conservaban su miembro y aunque no podían reproducirse, si podían tener erecciones e incluso conservar el libido. El resultado era la suspención parcial o total de la transformación corporal producto de pubertad y las hormonas sexuales masculinas. De estas la más importante a detener era el cambio de voz y lograr conservar el tiembre agudo al evitar la cartilaginización de la laringe.

Los resultados era impredecibles. Algunos adquirían un cuerpo llamativamente alto, otros engordaban o adquirían grandes extremidades. En otros sin embargo se percibían formas femeninas con pechos abultados, anchas caderas, cabello largo y poco vello. No era raro que fueran la fantasía de mujeres, hombres y hasta miembros del clero. No podían embarazar a las mujeres lo que los convertía en amantes perfectos. También eran solicitados por hombres que gustaban de jovencitos u hombres afeminados. Muchos que no lograron destacarse en al canto se dedicaron a la prostitución.

Pero los ilustres resultados de los castrati en el canto hicieron que el negocio valiera la pena. Las restricciones y dificultades para que las mujeres se dedicaran al canto aunado a las ventajas vocales de los castrati hicieron que estos últimos establecieran su hegemonía sobre los escenarios. Provenientes en su mayoría de familias pobres, los que lograron destacar vieron en su carrera un comodín para el poder, la gloria y la riqueza. Los contados que sobresalieron se convirtieron en idolatrados objetos del deseo y se les otorgó un estatus de culto comparable a las estrellas de pop actuales. Nicola Porpora tuvo fama de ser el más importante de los educadores de estas voces gracias a tener entre sus alumnos a los castrati más sobresalientes de todos los tiempos: Farinelli,  CaffarelliSalimbeni, Appiani y Porporino.

Pero también se trataba de un callejón sin salida. No podían aspirar a una carrera en la Iglesia, en el ejército y ni siquiera a aspirar a formar una familia (aunque hubo casos que si lo consiguieron). Tampoco eran inmunes al proceso de envejecimiento que eventualmente acababa con sus carreras.

La Iglesia como siempre mantuvo una actitud bastante hipócrita. Haciendo su propia interpretación de las palabras de San Pablo en 1 Corintios 14:34 prohibió en los Estados Pontificios a las mujeres en los teatros. También prohibió a los castrati pues la castración no era algo aceptable. Sin embargo con el tiempo cedió víctima de la fiebre de los castrati. En algún momento sus cantos se oyeron en 40 escenarios de Roma y los Estados Pontificios. Treinta y dos papas disfrutaron de sus cantos durante varios siglos en la Capilla Sixtina. Eran el sustituto perfecto de las mujeres en los papeles femeninos. También acogió a muchos castrati despreciados o que nunca sobresalieron para tenerlos en coros o trabajos en monasterios. Y claro, con ello también hubo lugar para los escándalos. Aquellos cortejos entre eclesiásticos y los castrati se llegaron a conocerse como “peccato nobile” (pecado noble). Fue hasta 1903 cuando el Papa Pío X emitió la orden oficial de descartar a los castrasti en los coros. El último cantante castrati en la Sixtina fue Alessandro Moreschi que se retiró en 1913 y falleció en 1922.

¿Pero cómo sonaba exactamente la voz de uno de estos famosos castrati? A ciencia cierta quizá nunca lo sabremos pues dada la época, no se contaba con ningún medio de almacenamiento. El último vestigio de este canto son algunas grabaciones de Alessandro Moreschi, considerado el último de los castrati y cuya interpretación es un tanto pobre debido a la escasa formación vocal.

También existen en la actualidad algunos “castrati naturales” que son hombres con un padecimiento conocido como el síndrome de Kallaman que consiste precisamente en defectos hormonales de nacimiento. De ahí en fuera lo único que tenemos son registros de los impresionados oyentes. Sin embargo, muchos de estos testigos sostienen que en general sus voces eran semejantes a las femeninas y que inclusive había mujeres que los igualaban. Por ello hoy se suele recurrir a voces femeninas para imitar su canto y hacernos a una idea.

Uno de estos intentos lo hace Cecilia Bartoli en su reciente album Sacrificium, una colección de cantos “dedicados a los miles de niños sacrificados en honor de la música”.

Y si aún quieren más les dejo aqui otros recursos:

Pueden descargar un buen documento incluido en la edición especial del album de Bartoli y que fue la principal fuente de mi entrada aquí (la liga también está disponible en el widget de Box.net en la barra derecha de este blog).

También puedes consultar el diccionario en línea aquí.

Y un interesante video de Cecilia Bartoli hablando sobre Sacrificium aquí.

Estándar

2 thoughts on “Los castrati

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s