Blogs

Historias de una guardia


Hoy anduve un poco decaído, no sé aún si me quiera enfermar o sencillamente me levanté con el pie izquierdo. Pero una de las cosas que me levantó el ánimo fue sin duda el comic que me dedicó Lehi en su blog que lleva el mismo nombre de esta entrada.

Todo a raíz de un comentario que hice en esta entrada (por cierto, nunca supe cuál era el verdadero mensaje subliminal de la foto). El caso es que ayer Lehi me dio la noticia y ya estaba emocionado. Hoy en la madrugada lo primero que hice antes de salir para el gym fue prender la compu para ver la tira a ver que tan manchada estaba, ja ja. Se supone que yo le mandé una experiencia chusca de mi vida, pero como estaba medio enrredada para contarse en 4 paneles él la reinterpretó para darle un giro bastante más chistoso. La esencia es la misma, hacer el ridículo en pleno evento deportivo ante varia gente observándote.

No voy a pegar aqui la tira para que mejor la visiten directamente en su entrada original. Pero si voy a pegar el boceto que me mandó ayer Lehi de cómo iba a lucir.

Ahora algunos breves datos culturales.

¿Cómo conocí a Lehi? Bueno, en realidad no tengo el gusto de conocerlo en persona como @meduelelachoya aunque fue precisamente gracias a ella y su blog que lo conocí. Como bien dijo ella en esta entrada, lo padre es que sea doctor y sepa usar tan bien la computadora y a esto yo añadiría que también sea un caricaturista. En conclusión, es todo un estuche de monerías. Y desde entonces le he seguido la pista ahora que radica en gringolandia y estudia, trabaja, se divierte y hace mil cosas en 24 horas. Increíble.

En algún momento me enseñaron a ponerme también en el lugar de los médicos. Siempre tienen la fama de malditos o “matasanos” y la mayoría del tiempo nos la pasamos quejando de ellos. Hay algunos que tienen la critica bien merecida, pero obviamente hay muchos más que hacen su trabajo pese a tener horarios de miedo y listas enormes de pacientes. Cuando uno se pone en sus zapatos se da cuenta que no la tienen nada fácil. Y por eso adoro Historias de una guardia y también a Proyecto Médico, porque te dan una visión más humana de lo que es el mundo de los doctores.

Una mirada al mundo del doctor. Descubrir las friegas que se ponen pero también como se la pasan de lo lindo. Relatos increíbles de cada cosa que sucede. Por ejemplo, muchos pensaríamos que por ser doctores cuidan su salud alimentándose nutritivamente cada día. La realidad es que suelen darse unas buenas mal pasadas que luego recompensan con alitas de pollo o hamburguesas gigantes.

Desde aquí mis mejores deseos para Lehi ahora que anda con sus examenes del NBME y demás cursos. De nuevo gracias por la tira y si les latió ¿pues que esperan para seguirlo en su blog? O también si lo prefieren en Twitter (@vorguees). Y no se olviden de revisar las demás tiras, hay algunas muy buenas (mis favoritas que recuerdo son la serie donde es visitado por el Doc de Back to the Future y esas donde revela su gustos exhibicionistas haciendo las guardias desnudo, ja ja). Y si tienen una historia lo suficientemente buena igual y pueden mandarsela para que se las convierta en comic.

Estándar

One thought on “Historias de una guardia

  1. Life's Good dice:

    Gracias Ray por el Post! Y el enlace, y por entender que nuestra vida medico-profesional es diferente a lo qe el resto del mundo piensa… y que es mucho mas divertida, jajaja.

    Un saludo y un Abrazo! Cuando andes por la vieja ciudad de Guadalajara espero te toque y puedas ir a unas hamburguesas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s