My life

Semana estable


Que tal banda, aquí de escapada ya para salir al gym. Esto de escribir el post semanal ya se está volviendo hábito y pese a ser de las entradas menos leídas he de comentarles que cumple una función mucho más importante que la de meramente exponer los detalles de mi vida. Son notas que me ayudan a recordar lo que ha pasado cada semana, revivir malos y buenos recuerdos y dicho sea de paso analizarme – sip, aunque usted no lo crea.

Lo dije en un post (que me dio hueva buscar) el blog lo escribo principalmente por mi y la necesidad de anotar lo que me interesa. Eso no significa que haga menos a mis lectores, anónimos o bien conocidos, de hecho siempre leo sus comentarios que son bienvenidos y cuando hay razón hasta les doy réplica. Las sugerencias también han sido tomadas en cuenta y se agradecen. Y creo que no hace falta decir que son tan libres de leer las entradas que les interesa y brincarse las que no (esta puede ser un buen ejemplo 🙂 )

Curiosamente la semana pasada las visitas alcanzaron niveles que ya casi no veía. Aún falta superar mis máximos de noviembre de 2009 que aún no explico como se dieron, pero finalmente las cifras son optimistas. Aclaro, no se crean que son cifras tan enormes, pero bueno el contador avanza a buen ritmo y les doy las GRACIAS a todos los que han llegado aquí. Ya por ahí andamos cocinando nuevas ideas.

Esta semana no pasó muchos, no hubo salidas ni nuevos conocidos, bastante desangelada por ese lado. Aún así fue buena porque ya necesitaba algo de tranquilidad. Los tratamientos de medicinas se están acabando, me vuelvo a sentir fuerte para dar batalla en el gym. Por cierto, en Body Combat hay digna competencia y vaya que las clases se están poniendo de nivel, lo cual solo hace que me ponga más loquito.

Sigo viendo muchas películas, por cierto vienen muchos más post de ellas, tantos que no los culparé si se los quieren saltar maratónicamente. Estoy viendo Glee y está entretenida pero definitivamente es serie para el estereotipo gay.

El fin de semana estuve casi todo el tiempo en casa conviviendo con la familia, descansando, acabando quehaceres y agarrando energía. Ayer luego de la lluvia me salí a correr con el perro (que se ve hermoso todo rapadito) y regresamos cochinísimos. Nos tocó baño a los dos.

Y creo que es todo. Ahhh, y hurgando en FB me topé con una buena noticia. Quizá pueda haber una nueva amistad. Ya veremos. Me voy porque es tarde. Saludos

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s