Entretenimiento, Eventos, Lo que pienso

Caso Cinemex. Cuando una excelente idea se convierte en un gran tropiezo


Has ganado una invitación doble para la premier de Océanos. ¿En qué complejo te gustaría pasar a recogerla?

Cinemex

De Cinemex y sus deficiencias ya se ha dicho mucho. Inclusive yo mismo ya di mi opinión una vez. No es mala leche ni que me lo traiga de encargo. En realidad soy uno de los tantos interesados en que la empresa continúe, que se convierta en una buena opción para de miles de mexicanos y que definitivamente no quiere verla irse a la quiebra. Eso es algo que retomaré al final. Esta entrada es solo para exponer una reflexión que me dejó la experiencia de esta semana.

Hace precisamente 7 días gané unos boletos para la premier de Océanos cortesía de @Cinemex vía Twitter. Yo como otros tantos me sentí afortunado. El procedimiento a seguir era que nosotros les indicabamos el Cinemex más cercano (o el de nuestra preferencia), ellos nos envíaban la invitación a dicho complejo y nosotros pasabamos ahí a recibirla.

Recibí por correo de confirmación. La invitación podía pasar a recojer a partir del domingo en Cinemex Insurgentes. Pero como el domingo descanso me presenté ahi hasta el día lunes. Ese día yo iba más que confiado en que la invitación ahí tendría que estar pues finalmente debía haber llegado desde el día anterior. Pero cuál va siendo mi sorpresa de que el personal ni siquiera estaba enterado. Y cuando salió la gerente y me vio molesto me dijo que la tendría si esperaba unos 10 minutos.

Pasaron 20 minutos, la gerente no regresó, solo un empleado para decirme que “siempre no estaba”. ¿Siempre no estaba? Más bien nunca estuvo y lo peor es que te tenga perdiendo tu tiempo en lugar de hablar con la verdad desde un principio.  Y total que regresé y escribí mi queja. Me respondieron diciendo que habían tenido unos problemas (cosa que ya no es nonvedad) y que si pasaba el martes después de las 6pm seguro tendrían mi invitación.

Regresé el martes tranquilo pero serio. Respiré desahogado cuando al fin tuve la invitación en mis manos. La calma duró poco. Para ser exactos, solo hasta que salía de la plaza y terminaba de abrir la invitación. Faltaba un paso: canjear la invitación por los boletos y lo peor, !tenía que canjearlos a más tardar ese mismo día a las 6pm en el Auditorio Nacional¡  Y claro, ya eran como las 7pm. Ouch. “Seguro que darán más tiempo”, me dije para mis adentros para tranquilizarme, aunque una parte de mi siguió convencida de que Cinemex siempre rebasa mi capacidad de asombro con sopresas desagradables.

Por fortuna el calvario acabó ahi. El día del evento, es decir, ayer miércoles, puede canjear la invitación por los “boletos”  sin mayores complicaciónes (que resultaron ser 2 circulitos autoadheribles naranja fosforescente de esos con las que ponen precios a las cosas, pero en fin).

La reflexión. Me parece que este es un buen ejemplo de cómo, cuando no se tiene cuidado, una buena idea se puede convertir precisamente en lo opuesto. El objetivo de regalar estas invitaciones  es sin duda generar una buena imagen, conservar clientes, convertirlos en fans. Será gente que no solo te dará las gracias como empresa sino que también hablará bien a favor de ti y te hará publicidad. Y he allí el punto clave. En vista de ello, es algo por muy pequeño que parezca, no puede tomarse a la ligera y realmente DEBE salir bien. O de lo contrario el resultado será contraproducente.

Si, se suponía que yo como cliente tenía que haber salido de este evento con una sonrisa en la cara y con un motivo más para hablar bien de Cinemex. Que pena que en lugar de acabar con un grato sabor de boca, lo más memorable resulte ser lo tormentoso que resultó ganarnos la invitación. Fue casi peor que haber tenido que pagar por los boletos.

Y finalmente, es cierto, todas las empresas comenten fallas. En ese sentido soy bastante considerado y no me considero un cliente tan difícil de satisfacer. Pero cuando estas fallas se vuelven una constante, más que un evento aislado, en realidad son un serio síntoma de problemas mayores, de mala comunicación y organización. Es un indicador de que hay que retomar el camino, ponerse las pilas y hacerlo cuanto antes.

P.D. Como anuncio comercial, en Facebook acabo de crear una página llamada CINEMEX ya ponte las pilas, por si se desean agregar o bien compartir alguna experiencia o comentario.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s