My life

Treinta y fracturar


Vas a entrar en el mundo de los –tas: treintas, cuarentas, cincuentas ..

Un amigo

Aquella frase tan simple y trivial se quedó resonando en mi mente.  ¿La crisis de los 30’s? Había escuchado de ella pero me tenía sin cuidado. Eso de cumplir años siempre lo he vivido sin darle mayor importancia. Y sin embargo, aquella frase se me grabó tanto que aquel día me resolví a no llegar a los 30 desanimado o deprimido.

Ese día llegó ayer, y, si bien me siento algo desubicadón, me veo con muchas cosas positivas y dándole la bienvenida a este nuevo club donde pertenezco. Dice Isra, compañero del trabajo, que “los 30’s son los nuevos 20’s”. Y me encanta su comentario junto con los otros donde dicen que me veo bien y aparento menos edad y, si, para que miento, me siento joven, aunque técnicamente ya no lo soy.

Me gustaría decir con una sonrisa enorme que la crisis de los 30’s jamás llegó, pero no fue así del todo. Y no lo fue porque justo a casi un mes de cumplir 30, otra cosa pasó que se convertiría en una crisis aún peor. Y no voy a dar detalles pero en pocas palabras podría decir que ‘metí la pata’ de lo más lindo. Y cuando me pregunté si lo que hice estuvo mal y debería sentirme arrepentido, me di cuenta que una parte decía que sí mientras que la otra me dice que ha sido algo maravilloso. Sé que será una de las cosas que harán memorable este año. Pero ahí fue donde comenzó todo el conflicto. El dilema de lo que te gusta contra lo que es correcto. Fue subir al cielo un día para entonces descubrir al otro que no tienes alas y vas en picada para estamparse con el piso.

Si el año pasado sentimentalmente fue de lo más estable, creo que en un mes pagué todo lo que debía. Honestamente nunca algo antes me había impactado así. Siempre me he jactado de poder dominar mis sentimientos gracias a la razón y miren, si hoy puedo platicar esto realmente se debe en gran parte porque tuve cabeza para pensar las cosas; pero eso no impidió que los sentimientos me destrozaran. Hubo de todo: lágrimas, descontrol, ansiedad, depresión. Repercutió en mi familia, amigos, trabajo, las cosas que hacía, todo perdió sentido y lo que alguna vez me emocionaba se fue. Como dice @tadeoko, sabes que algo no marcha bien cuando las que han sido tus prioridades de toda una vida se van a segundo plano y son reemplazadas por una idea obsesiva. Y ahí fue cuando toqué fondo. No me costó mucho trabajo darme cuenta que algo andaba muy mal, pero como bien sabemos, lo difícil es encontrar la fuerza suficiente para salir.

No miento, me superó y me espanté. El daño estaba hecho ¿qué tantas cosas se pueden aún salvar? ¿cuál va a ser el costo? ¿qué tendremos que sacrificar? Contestar esas preguntas no fue fácil. Tampoco lo fue asimilar que fuera cual fuera la respuesta, tendría que aceptarla. Y también tuve que hacer a un lado el orgullo y reconocer que esta vez no podía ir solo, que o pedía ayuda o todo empeoraría.

Así que no fue algo que haya vencido solo. En verdad agradezco a quienes me escucharon, confirmé la amistad incondicional de varios de ustedes. Sé que algunos ni siquiera vieron el problema pero estuvieron a mi lado para no dejarme solo, porque en aquellas rachas donde mi mente hacía mancuerna con la soledad en realidad me sentía fatal. Abrirme fue una gran barrera,  pero era la única opción que tenía (y era de hecho la mejor que pude elegir). Decidí no callar y que si las cosas iban a tronar, quería que tronaran por las razones correctas, sin mentiras, ni suposiciones. Si bien siempre he creído eso, ahora me parecía más difícil. Pero estaba seguro que detrás de esa barrera se encontraba el comienzo de la recuperación, sin importar los estragos.

Y aquí sigo, con un resultado mejor de lo que esperaba. ¿Qué se salvó? Prácticamente todo. Hasta una amistad que casi daba por perdida. Un mes para destruir y reconstruir. Sobreviví, aprendí un montón de cosas y me considero muy feliz y afortunado. No hay que menospreciarse ni menospreciar a nadie. Algunos le llaman karma, yo prefiero decir que si hoy estamos arriba, mañana los papeles pueden invertirse, así que tratemos como queremos ser tratados. La peor parte ya pasó pero sería apresurado decir que todo está bien. Aún hay cosas que atender, pero en serio, ¡qué bien se siente renacer y volver a encontrarle sabor a la vida!

Al amor le gustan las relaciones caprichosas y poco conoce de justicia. No por nada lo culpan de ceguera. Sufrimos porque quien nos gusta no nos corresponde pero si nosotros somos el objeto de deseo de otra persona de igual forma la ignoramos. Para cerrar un poco todo esto y ponerle un ligero toque cómico solo se me viene a la mente una escena, en My Best Friend’s Wedding donde Jules (Julia Roberts) va en el carrito de helados persiguiendo a Michael, el novio, mientras él a su vez persigue a su novia a quien ama y el amigo de Jules le dice por celular “¿Jules, y quién te va persiguiendo a ti?

Estándar

5 thoughts on “Treinta y fracturar

  1. r3mf dice:

    todos tenemos la capacidad de reinventarnos, pero muy pocos tomamos el riesgo de darle la vuelta a la página y comenzar a escribir de cero… al final solo quedarán aquellos que han tomado el riesgo de seguir… volar tan alto como los sueños lo hayan permitido

    • Gracias René. Aunque no creo haber llegado a escribir de cero todavía. Aún así fue una experiencia que vino a sacar problemas que mentalmente evadí y negué a darle atención por muchos años. Me tiró fuerte, pero lo importante es que aprendí y me pude levantar.

  2. Claus dice:

    Hola Ray, feliz cumple bastante atrasado (aún estamos en Tauro), yo también los cumplí en Abril y lejos de sentirme mal, me sentí renovada y lista para los años que vienen =)

    A tratar de vivir la vida de la mejor forma posible, aunque trillado, es muuy cierto.

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s