Blogs

Nueve años


En diciembre del año pasado este blog cumplió nueve años. Mi primera entrada estaba basada en “The Art of the Start”, un libro de Guy Kawasaki que aún conservo en mi lista de favoritos. Era 2005 y la historia de Facebook apenas se iba escribiendo. Yo tenía otro blog con el mismo nombre en Blogger; pero entonces vino WordPress y muchos migramos. Luego tomé una decisión de la que más tarde me arrepentí: borré el otro blog.

Quizá no sea la mejor mantra para un escritor, pero siempre he dicho que escribo para mi. Con frecuencia regreso a leer algunas entradas y es inevitable que me traigan toda clase de emociones; la pena es bastante frecuente, pero tampoco es raro que termine con una sonrisa. En esas entradas me veo a mi mismo hace algunos años y observo cómo he ido cambiando. Cuando maté aquel blog se fueron algunos buenos recuerdos. Un día intenté reencontrarlos y ya no estaban. Ni modo, era mi culpa. Así que cuando me topo con un amigo o conocido que quiere deshacerse de su blog, mi recomendación siempre es: ¡No lo hagas! Especialmente si estas pasando por un momento de coraje.

Después de 2005 las redes sociales tuvieron su boom y los blogs perdieron brillo. Es interesante que varias de mis entradas en el blog hoy me parecen comentarios que solo pondría en Facebook. Y eso fue justo lo que pasó, Facebook se robó el protagonismo. Y Twitter, aunque tardó un poco más en despegar, llegó anunciando el microbloging: post de menos de 140 carácteres. También llegó YouTube y con él los video blogs o vlogs que hoy hasta tienen estrellas exclusivas con millones de subscriptores.

A pesar de todos estos cambios, los blogs no murieron. Y parece que no lo harán mientras existan lectores. Al contrario, se han seguido adaptando al paso de la tecnología. Hoy tenemos Medium, una plataforma de blogs inicialmente bastante profesionales pero que ha ido atrayendo gente de todos lados. Hasta yo he pensado en comenzar a escribir allí, ¡imagínense lo bajo que ha caído el nivel! 😛 Por cierto, Medium fue desarrollada por Evan Williams y Biz Stone, co-fundadores de Twitter.

Y esa es mi pequeña reflexión del día de hoy.

Como sugerencia de Isaac (@rugi), hoy inicio con “La seducción de las palabras” y me despido con una cita del libro:

Son las palabras los embriones de las ideas, el germen del pensamiento, la estructura de las razones, pero su contenido excede la definición oficial y simple de los diccionarios. En ellos se nos presentan exactas, milimétricas, científicas… Y en esas relaciones frías y alfabéticas no está el interior de cada palabra, sino solamente su pórtico. Nada podrá medir el espacio que ocupa una palabra en nuestra historia.

Grijelmo, Álex. La seducción de las palabras (Spanish Edition) (Kindle Locations 37-40). Penguin Random House Grupo Editorial España. Kindle Edition.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s