Arte, Libros

Fanzines, Libros de Artista y Libros Objeto


Este es un borrador antiguo que llevaba 4 años empolvado. La idea surgió luego de visitar el MUAC de la UNAM donde tenían una exposición que hablaba del libro como forma de arte. En aquel entonces, como hoy, la siguiente pregunta también me visitaba: ¿Desaparecerán los libros físicos?

A la par de todo esto, en La Condesa sucedía un fenómeno curioso. Después de tener al menos unos 5 periódicos gratuitos, comenzaron a hacer su aparición publicaciones, revistas principalmente, igualmente gratuitas que abordaban variedad de temas, la cultura más que nada (abarcando el teatro, el cine, la música, la fotografía y hasta la poesía) pero también podías encontrar de política y hasta de gastronomía. Aunque la mayoría de estas publicaciones tenían su versión electrónica y podían consultarse o descargarse en Internet, resultaba curiosa la ‘necesidad’ de imprimirlas.

Una de mis favoritas era la ERRR Magazine, una revista que traía fotos y poesía amateur, por lo general bastante malos. Lo interesante era la revista como tal. Para empezar venía en una bolsita de papel acompañada de pegatinas, pines y a veces un Sharpie.  Si a eso añadimos sus gruesas hojas con amplios márgenes, parecía una invitación a rayar, modificar la revista.

ERRR-16_001-1024x6821-652x434

Así fue como descubrí las fanzine,  contracción de  fan’s magazine o en español, revista para fanáticos. Por lo general se trata de revistas escritas por y para los aficionados de un tema, desde la literatura, pasando por el cómic, hasta la pornografía. Con frecuencia los temas caen en lo que se denomina contracultura y por ello en ocasiones pueden estar rodeadas de cierto grado de secretismo. Además de que su tirada no suele ser grande y los gastos de producción deben de mantenerse al mínimo debido a los bajos ingresos de dinero. Si bien no son publicaciones profesionales, los que escriben si pueden ser verdaderos apasionados especialistas en la materia y con pocas restricciones editoriales.

El Fanzine, Taller, Yaconic, FILTER son algunas de las que me tocó conocer. Como podrán imaginarse, varias de estas publicaciones tienen un periodo de vida muy corto, aunque gracias al Internet algunas de ellas sobreviven al menos como páginas en Facebook.

Del MUAC también descubrí el libro de artista,  o cuaderno de artista. Seguramente varios de nosotros en algún momento decidimos hacernos de una libreta, las Moleskine son todo un clásico aunque nada barato, para anotar ideas, bocetos y dibujos, ciertos apuntes personales o hasta collages. Esto vendría a ser el comienzo de un libro así. Sería difícil establecer un límite estricto entre lo que es y no es un libro de artista, sin embargo lo que quiero aquí resaltar es el hecho de cómo el libro en sí, y por consecuencia los materiales, las intervenciones, comienzan a tomar cierto protagonismo mientras que la escritura, aunque persiste, comienza a adoptar un segundo plano.

Aunque, dadas las circunstancias, la palabra ‘cuaderno’ resulte más adecuada que ‘libro’, valdría la pena añadir que sí existen los libros de artista en el completo sentido de la palabra. Por ejemplo, algunos libros editados han sido intervenidos por artistas y se han convertido en ejemplares únicos. Otros cuadernos son tan buenos que se han reproducido íntegros, algo así como sacarle fotocopias al cuaderno, para ser vendidos.

Evru_BookSovist_BirdAfrica.mov6

 

El último nivel en este recorrido lo constituyen los libros objeto. En estos, la escritura y hasta el libro han cedido por completo para dar paso a una obra tridimensional. El libro, ha sido intervenido para transmitir una propuesta artística. Nuevamente repito, estamos entrando a niveles subjetivos y en momentos puede resultar difícil establecer dónde se encuentra la división si es que en realidad existe.

escalada

Regresando al punto inicial y a la pregunta ¿Desaparecerán los libros físicos? Al menos desde esta óptica parece poco probable que suceda. En sus adentros, esta fusión de arte y escritura nos sigue recordando que hay una parte sensorial que los libros nos siguen ofreciendo y que disfrutamos mucho. Y mientras el mundo virtual no pueda ofrecernos esa experiencia los libros físicos tendrán un razón de ser.

Si se han quedado con las ganas de saber un poco más sobre libros de artista y libros objeto les dejo el siguiente artículo.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s