Entretenimiento, Eventos, Fitness

Se acabaron las Olimpiadas…


rioec8j1rhtec_768x432

… y el ganador es Gran Bretaña. Los medios destacan cómo han vuelto a escalar para posicionarse en segundo lugar, un trabajo que les ha llevado 20 años desde Atlanta 1996 donde solo se llevaron un oro y descendieron al lugar 36. A partir de ahí la escalada ha sido constante: Sídney 2000, 11 de oro, posición 10; Atenas 2004, 9 de oro, posición 10; Pekín 2008, 19 de oro, posición 4; Londres 2012, 29 de oro, posición 3 y finalmente Río 2016, 27 de oro y posición 2. Durante su desgracia vimos el ascenso de China (desplazando a Alemania) para acompañar a Estados Unidos y Rusia.

Los análisis concuerdan en una cosa que no es muy difícil imaginar: hay una correlación con el dinero invertido. En GB, una buena partida de dinero proviene de la Lotería Nacional de donde se creó un fondo, inmediatamente después del fracaso de Atlanta, para apoyar a los atletas. Claro que sin estrategia el dinero no funciona y los británicos también han hecho lo suyo, a grandes rasgos, se le da prioridad al financiamiento de los deportes que dan mejores resultados. Por eso este año hemos visto ausencias en algunas categorías. Como sabemos, los ‘fríos’ británicos no se tientan el corazón cuando tienen que dar la mala noticia y cortar recursos a cierta disciplina. Por supuesto que también existen las críticas como de quienes discuten la intervención de la potencia en la mayoría de las instituciones olímpicas y también el escándalo de dopaje con los atletas rusos.

Y pese a la victoria, en clavados (mi deporte favorito) causó mucha sorpresa la eliminación de Tom Daley de la plataforma de 10 metros y tuvo que conformarse con una medalla de bronce en los sincronizados de 10 metros. Ya no es el chico maravilla del que escribí hace unos años y hasta comenté en broma que el amor lo trae muy distraído. Los que no escribieron en broma fueron los de un grupo cristiano que le echaron la culpa de su fracaso a su orientación sexualJack Laugher, por otro lado, ha cosechado el resultado de su trabajo. Con Chris Mears ganó el oro de los sincronizados de 3 metros y se llevó la plata de los 3 metros individuales.

En México seguimos con los mismos escándalos de cada 4 años que igual se diluyen con la misma rapidez. Las 5 medallas lograron calmar los ánimos, aunque seguro habrá algunos cortes de cabezas para hacernos sentir mejor. ¿Podemos aprender algo de Gran Bretaña? Aunque no somos primer mundo, el dinero no es poco. Claro, necesitamos usarlo mejor. Quizá eso de apostarle a una base reducida y muy concreta de disciplinas sería un buen comienzo, aunque curiosamente este año tuvimos gratas sorpresas en algunos campos que no son particularmente nuestro fuerte y que en su mayoría se revelan como grandes ejemplos personales de superación y esfuerzo. Uno de ellos es Diego del Real en lanzamiento de martillo que realizó un excelente trabajo y estuvo a un polaco de colgarse el bronce. El contra ejemplo sería la gimnasta Alexa Moreno que encendió una de las críticas más crueles y al final fueron más las voces a favor aunque varios cuestionaron si México debería o no incursionar en esa categoría.

De los clavados, el único deporte al que le tenía esperanzas este año para nuestro país, fue interesante ver a Rommel Pacheco e Iván García clasificar a las finales con buenas puntuaciones para después descender en la tabla sin medalla. Pareciera confirmar eso de que los mexicanos somos muy malos para trabajar bajo presión. La sorpresa fue Germán Sánchez, el compañero de sincronizados de Iván, que sacó la casta y consiguió la plata desplazando a David Boudia, el oro de Londres 2012, hasta el tercer lugar en los clavados de 10 metros. “El Pollo” García, que se la pasó encomendándose a Dios en las redes sociales, no pudo ocultar la tristeza.

Hay más por comentar. Cómo se vivieron estos Juegos con más del 40% de asistentes con smartphones incluidos los deportistas y cómo podemos esperar que sean dentro de 4 años con los avances tecnológicos más recientes y en Tokio, una ciudad a la vanguardia en estos temas. La adelantadita de ayer en la clausura emocionó a todos. Hubo menos escándalos de los que imaginé por el tema LGBT pero el más sobresaliente es sin duda el de la atleta intersexual Semenya. Aunque su caso se trata de una condición de nacimiento, la discusión se extiende al tema trans y va más allá, pues hunde sus implicaciones a algo mucho más profundo como son nuestras diferencias biológicas y quizá en 4 años todo se torne mucho más complicado. Pero bueno, por ahora hasta aquí concluyo.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s