Entretenimiento, My life

13 Reasons Why

– Yo tanto que le digo a la flaquita que no me lleve y ellos que hasta van a buscarla.

Hace casi tres semanas, mientras comía unas quesadillas (sin queso) en un puesto de la colonia, escuchaba la plática del momento con algunos eventos de la localidad. Una señora ahí presente venía de un entierro muy particular: un chico de 15 o 16 años que se había suicidado. La ‘doña de las quecas’ pronunciaba las palabras con las que comencé esta entrada.

Con el pasar de los días me enteré de otros detalles: su nombre, que al parecer tenía muchos problemas familiares y que era un buen amigo del hijo de una conocida. Incluso se hablaba de otro caso parecido en la colonia pero no pude confirmarlo. De cualquier forma quitarse la vida no deja de ser un hecho trágico y lamentable que retumba en lo más profundo de nuestra sociedad y nos embarga de culpas, y más cuando se trata de adolescentes.

Por trece razones

13-reasons-why-1

Este suceso coincidió en vida con el momento en que veía 13 Reasons Why, la polémica serie de Netflix de la que ya se ha dicho mucho y tampoco planeo agregar nada nuevo. Hannah Baker, una joven estudiante de preparatoria, se ha suicidado no sin antes dejar su testimonio en 13 grabaciones en casetes (7 en total, una grabación por lado) explicando las razones que la han llevado a tomar dicha decisión. Cada lado va dedicado a una persona, una razón, un culpable.

Personalmente quedé muy satisfecho con la serie. Su formato que brinca entre presente y pasado y el suspenso que convierte a cada cinta en una pieza del rompecabezas resultó infalible para atraparme. La música y el variopinto de los personajes deja en mi una serie que no me importaría volver a repetir. Sin embargo, mientras veía esta serie de corte juvenil, la pregunta que me hacía era “¿Es realmente para los jóvenes?“.

Para empezar, Hannah esta (estaba) mal. La prueba más contundente es lo que pasa después de su muerte, lo que el espectador ve, donde queda claro que había una salida. Siempre la hay. Y que su partida solo ha dejado algo peor. Eso es lo que vi yo a mis 36 años ¿Pero llega a esa misma conclusión el adolescente? La cuestión se ha convertido en uno de los asuntos más discutidos de la serie. Aunque el material extra (“Beyond the reasons”) explica que el trabajo contó con el auxilio de psicólogos y especialistas y lo han acompañado de una campaña anti-suicidio, varias voces advierten que el efecto en los jóvenes pudiera ser exactamente lo contrario: la glorificación del suicidio y la idea de que es necesario un sacrificio de tal magnitud para ser oídos. La conclusión es, si al joven se le permite verla, la supervisión no esta por demás. Y por supuesto, no crea que una serie va a hacer el trabajo que a usted como padre le corresponde.

Hay una escena al comienzo donde vemos cómo una inocente fotografía se filtra en toda la escuela, en otra aparece un listados que incluye nombres catalogando los mejores atributos de las chicas incluyendo la del mejor trasero. Estos ejemplos me recuerdan una frase a la que seguido recurrimos los adultos: “sé lo que estas pasando, yo también fui joven”. Realmente no. El mundo de los jóvenes de hoy es muy diferente y posiblemente más complejo que el que vivimos nosotros. Usted no vivió en una época donde todos llevaban celulares a la escuela y donde algo puede hacerse tan viral y devastador en cuestión de minutos. El hecho de que Hannah utilice cintas es su forma de mostrar esa inconformidad con el mundo tan tecnológico y escaso de privacidad que vivimos. Quizá usted se defendió de la violencia escolar ‘rifándose un tiro’ a la salida de la escuela, su hijo quizá no pueda librarla igual si su oponente trae un arma, algo por desgracia cada vez más común. Los tiempos han cambiado.

Una historia demasiado personal

Hola. Quiero decirle que lo quiero mucho y que a lo mejor ya nunca nos volvemos a ver …

Quiero concluir con una experiencia personal que tuve esta semana y que es al final de cuentas la mayor razón por la que decidí crear esta entrada. En vista de lo íntimo que es para mi y el apreció que le tengo a todos los implicados, omitiré la mayoría de los detalles. Desahogarme quizá sea la razón de ponerla por escrito.

Esta semana un buen amigo joven se intentó suicidar. A pocos segundos de hacerlo me llamó al celular para despedirse y decirme, en parte, las palabras que cité arriba y que sin duda no podré olvidar en mucho rato. Me invadió un dolor terrible y sentí cómo mis piernas se querían doblar. Tratando de mantener la calma le pedí que desistiera y que me dijera por favor dónde estaba. No logré disuadirlo. Hoy esta vivo por un verdadero milagro y de la manera más literalmente, un minuto ha hecho la diferencia. Un minuto más y él ya no estaría aquí. Y claro, yo estaría devastado. Me parece tan irreal.

Hoy celebro que esta vivo y tiene una segunda oportunidad. Ya se esta atendiendo y quiero creer que lo peor ya pasó. Ya he podido platicar con él y se esta abriendo bastante bien. “Gracias por haberme llamado ese día”, le dije, “Nunca dejes de hablarme”.

Estándar
Entretenimiento, Peliculas, Sociedad

Black Mirror

If technology is a drug – and it does feel like a drug – then what, precisely, are the side-effects?

Charlie Brooker

Black Mirror salió en 2011 pero yo la vi apenas el año pasado. Es una serie británica creada por Charlie Brooker que aunque corta ha atraído buenas críticas. A la fecha existen 2 temporadas con 3 capítulos cada una y un episodio especial y un poco más largo que algunos identifican como la tercera temporada. La tercera temporada “oficial” llegará el 21 octubre de este año bajo las alas de Netflix con 6 episodios y una cuarta se cocina para 2017.

Black Mirror nos presenta un futuro cercano o distópico, pero retrata una realidad que ya estamos viviendo. El título viene de ese espejo negro que vemos cada que una pantalla o un monitor se apaga. Y un espejo siempre invita a la reflexión, al autoanálisis. Este nos invita a considerar los terrenos oscuros de la tecnología.

black-mirror-pig-350144

El primer episodio, The National Anthem, es quizá mi favorito. El Primer Ministro de algo muy parecido a Gran Bretaña, debe tener sexo con un cerdo en cadena nacional para que unos secuestradores liberen a la Princesa Susannah. Los medios juegan un papel fundamental para complicar las cosas: el video con las condiciones es publicado en YouTube haciendo del suceso un acto masivo del cual se discute y se hacen burlas por las redes sociales. Las miradas absortas en el espectáculo no son capaces de darse cuenta de la otra realidad que ocurre ante sus ojos. ¿Les suena conocido?

Los tan solo siete episodios cuentan, cada uno por separado, una historia y se pueden ver sin un orden. Seguro podrán identificar en cada una de ellas los dilemas e ironías que ya forman parte de nuestra realidad sumergida en la tecnología, llámese stalkeo, reality shows, concursos de talento, Anonymous, wearables, realidad virtual, inteligencia artificial, clones, etcétera. Los giros en la historia son bastante frecuentes y son en gran parte lo que logra mantener la atención, aunque en algunos casos puedan preverse.

De cualquier forma es una serie inteligente que vale la pena ver. A Stephen King le ha gustado y como otros ha dicho que le encuentra un parecido a The Twilight Zone pero con clasificación R (para adultos). Por si andan buscando, es buena opción.

Estándar
Ciencia y tecnología, Entretenimiento, Musica, Peliculas

Probando YouTube Red

Como usuario subscrito de Google Play Music recibí la semana pasada en automático acceso a YouTube Red. El fin de semana estuve echando un vistazo.

Efectivamente YouTube Red es para muchos “el YouTube sin anuncios” pues esta es una de sus principales características, una que yo agradezco bastante. Si los anuncios y la publicidad te sacan continuamente de quicio, esta es la opción oficial y legal para deshacerte de ellos, aunque no estoy tan convencido de pagar solamente por este beneficio.

La segunda bondad es la de poder guardar o descargar videos en tus dispositivos para mirarlos después sin conexión. No la he usado todavía pero creo que también será una de mis características favoritas, de hecho aún sigo esperando que Netflix haga algo similar con su servicio para declararme un zombie fan declarado.

El tercer gran atractivo, que en teoría debería escalar para convertirse en el primero, son los contenidos originales. Y es que finalmente YouTube Red le esta apostando a ser una competencia directa para Amazon Prime o Netflix. Aquí tenemos hasta el momento 9 series y 4 películas, contenido exclusivo. Dos puntos negativos:

  1. No hay doblaje ni subtítulos en español. Si eres de los que te gusta practicar tu inglés mirando series aquí esta una opción; pero seguro para el resto del público mexicano, que es mayoría, esto será un gran impedimento.
  2. Contenido poco atractivo. Evidentemente no he visto siquiera una película o serie completa, pero de primer vistazo no se me antoja ninguna. En su mayoría abundan las comedias y lucen algo tontas, quizá tenga que ver con el hecho de que han invitado a youtubers gringos como colaboradores. Me deprime pensar que hagan lo mismo con nuestras “brillantes” personalidades mexicanas. Revisaré los documentales para ver si encuentro algo rescatable.

Como último aspecto está el hacer uso de aplicaciones como YouTube Music y YouTube Kids que vendrían a funcionar como una especie de canales donde se han seleccionado, filtrado y organizado videos de YouTube. Por ejemplo, en el caso de YouTube Kids, uno puede elegir videos educativos para niños. Por lo que entiendo, uno puede hacer uso de estas aplicaciones sin una suscripción a YouTube Red, lo único que estarían ganando con la suscripción sería la eliminación de la publicidad.

Y claro, acceso a Google Play Music que ahora van juntos y si contrata uno ya tiene el otro. Para usuarios Android el servicio cuesta $99.00 al mes y para iOS sale en $139.00. En Android hay una promoción que me esta tentando; se trata de su plan familiar donde por solo $149.00 al mes se obtienen 6 cuentas.

En general, como usuario de Google Play Music, me parece un buen producto pero que no recibe la atención que merece, en varios sentidos Spotify y Apple Music siguen siendo superiores. Lo mismo me ha pasado con Google Play Movies. El servicio es bueno pero falta que le pongan un poco más de atención. A veces siento como si para Google fuera un negocio secundario al que no le tiene demasiada expectativa. Es como cuando uno va al restaurante y come rico, pero el trato y el servicio arruina la experiencia. Y siento que YouTube Red también va a ser bastante similar.

Estándar
Entretenimiento, Eventos, Fitness

Se acabaron las Olimpiadas…

rioec8j1rhtec_768x432

… y el ganador es Gran Bretaña. Los medios destacan cómo han vuelto a escalar para posicionarse en segundo lugar, un trabajo que les ha llevado 20 años desde Atlanta 1996 donde solo se llevaron un oro y descendieron al lugar 36. A partir de ahí la escalada ha sido constante: Sídney 2000, 11 de oro, posición 10; Atenas 2004, 9 de oro, posición 10; Pekín 2008, 19 de oro, posición 4; Londres 2012, 29 de oro, posición 3 y finalmente Río 2016, 27 de oro y posición 2. Durante su desgracia vimos el ascenso de China (desplazando a Alemania) para acompañar a Estados Unidos y Rusia.

Los análisis concuerdan en una cosa que no es muy difícil imaginar: hay una correlación con el dinero invertido. En GB, una buena partida de dinero proviene de la Lotería Nacional de donde se creó un fondo, inmediatamente después del fracaso de Atlanta, para apoyar a los atletas. Claro que sin estrategia el dinero no funciona y los británicos también han hecho lo suyo, a grandes rasgos, se le da prioridad al financiamiento de los deportes que dan mejores resultados. Por eso este año hemos visto ausencias en algunas categorías. Como sabemos, los ‘fríos’ británicos no se tientan el corazón cuando tienen que dar la mala noticia y cortar recursos a cierta disciplina. Por supuesto que también existen las críticas como de quienes discuten la intervención de la potencia en la mayoría de las instituciones olímpicas y también el escándalo de dopaje con los atletas rusos.

Y pese a la victoria, en clavados (mi deporte favorito) causó mucha sorpresa la eliminación de Tom Daley de la plataforma de 10 metros y tuvo que conformarse con una medalla de bronce en los sincronizados de 10 metros. Ya no es el chico maravilla del que escribí hace unos años y hasta comenté en broma que el amor lo trae muy distraído. Los que no escribieron en broma fueron los de un grupo cristiano que le echaron la culpa de su fracaso a su orientación sexualJack Laugher, por otro lado, ha cosechado el resultado de su trabajo. Con Chris Mears ganó el oro de los sincronizados de 3 metros y se llevó la plata de los 3 metros individuales.

En México seguimos con los mismos escándalos de cada 4 años que igual se diluyen con la misma rapidez. Las 5 medallas lograron calmar los ánimos, aunque seguro habrá algunos cortes de cabezas para hacernos sentir mejor. ¿Podemos aprender algo de Gran Bretaña? Aunque no somos primer mundo, el dinero no es poco. Claro, necesitamos usarlo mejor. Quizá eso de apostarle a una base reducida y muy concreta de disciplinas sería un buen comienzo, aunque curiosamente este año tuvimos gratas sorpresas en algunos campos que no son particularmente nuestro fuerte y que en su mayoría se revelan como grandes ejemplos personales de superación y esfuerzo. Uno de ellos es Diego del Real en lanzamiento de martillo que realizó un excelente trabajo y estuvo a un polaco de colgarse el bronce. El contra ejemplo sería la gimnasta Alexa Moreno que encendió una de las críticas más crueles y al final fueron más las voces a favor aunque varios cuestionaron si México debería o no incursionar en esa categoría.

De los clavados, el único deporte al que le tenía esperanzas este año para nuestro país, fue interesante ver a Rommel Pacheco e Iván García clasificar a las finales con buenas puntuaciones para después descender en la tabla sin medalla. Pareciera confirmar eso de que los mexicanos somos muy malos para trabajar bajo presión. La sorpresa fue Germán Sánchez, el compañero de sincronizados de Iván, que sacó la casta y consiguió la plata desplazando a David Boudia, el oro de Londres 2012, hasta el tercer lugar en los clavados de 10 metros. “El Pollo” García, que se la pasó encomendándose a Dios en las redes sociales, no pudo ocultar la tristeza.

Hay más por comentar. Cómo se vivieron estos Juegos con más del 40% de asistentes con smartphones incluidos los deportistas y cómo podemos esperar que sean dentro de 4 años con los avances tecnológicos más recientes y en Tokio, una ciudad a la vanguardia en estos temas. La adelantadita de ayer en la clausura emocionó a todos. Hubo menos escándalos de los que imaginé por el tema LGBT pero el más sobresaliente es sin duda el de la atleta intersexual Semenya. Aunque su caso se trata de una condición de nacimiento, la discusión se extiende al tema trans y va más allá, pues hunde sus implicaciones a algo mucho más profundo como son nuestras diferencias biológicas y quizá en 4 años todo se torne mucho más complicado. Pero bueno, por ahora hasta aquí concluyo.

Estándar
Ciencia y tecnología, Computacion, Entretenimiento, Peliculas, Uncategorized

Tercera temporada de Mr. Robot

robot_mirroring_mediagallery_robotsign

Acaba de ser confirmada la tercera temporada de Mr. Robot y me ha tomado por sorpresa. Desde los últimos capítulos de la primera temporada mi sensación ha sido que se trata de una serie excelente y compleja que fascina a un reducido grupo de nerds pero que no necesariamente genera las suficientes ganancias y que seguramente se quedaría en la segunda temporada. Pues bien, admito que estoy equivocado.

Lo que viene a continuación contiene algunos spoilers de la primera temporada.

Para mi el primer capítulo fue cautivador y de ahí todo siguió en escalada. Conocemos a Elliot Alderson, un ingeniero en seguridad informática que en sus tiempos libres es una especie de hacker justiciero. En los primeros 10 minutos lo vemos desenmascarar a un empresario que posee pornografía infantil. Mi primera impresión fue que se trataba de una trama muy similar a Fight Club, cuando Elliot se topa con ese alter ego llamado Mr. Robot. No estábamos tan equivocados, excepto que la serie comenzó a trazar su propio camino.

La personalidad de Elliot, muy bien ejecutada por Rami Malek, es tan compleja que se convierte en su primer enemigo. Su mente va desquebrajándose con el trastorno de ansiedad, la paranoia y los problemas se agravan con el mal uso de los medicamentos y el consumo de drogas. La batalla por la cordura se vuelve parte fundamental de la trama. Poco a poco descubrimos que Mr. Robot es la proyección mental de su padre. ¿Pero porqué otro personaje aparte de Elliot también logra interactuar con él? A esto se suma Tyrell Wellick, el antagonista en su momento, con una personalidad sumamente enfermiza y una obsesión por el poder que no conoce límites, la actuación de Martin Wallström también se impone. Todo esto se adereza con una variedad de personajes tan extraños como la vida real: el jefe de Elliot que es un hombre homosexual muy comprometido con su trabajo; la terapista de Elliot a quien Elliot se la pasa engañando aunque siempre resulta ser un ancla en su complicado mundo; la esposa de Tyrell que es quizá peor que su esposo; Whiterose, una mujer transgénero que es la líder de el Dark Army.

Quizá el dato técnico mejor conocido y aplaudido de Mr. Robot es su realismo y precisión al mostrar escenas de hacking  y temas de seguridad informática. Incluso refleja varias técnicas de ingeniería social. Sam Esmail, el director, ha hecho un buen trabajo asesorándose con expertos y hackers para mostrar ataques informáticos verdaderamente convincentes y no esas escenas ridículas que abundan en las películas. Otros detalle técnico encantador es la excelente selección de musical. Y uno menos relevante pero que también toca la fibrita nerd es el nombrado de los capítulos muy a la jerga del lenguaje informático y con constantes alusiones al cifrado de archivos.

La serie también ha jugado en algunos momentos escondiendo mensajes en código binario. Para el estreno de la segunda temporada dejaron un mensaje oculto en uno de los trailers y la imagen con la que se anunciaba la segunda temporada retomaba varios elementos del cuadro de John Trumbull de La Declaración de Independencia. En el centro, una pantalla ocultaba nuevamente un mensaje en binario.

El final de la primera temporada es hasta cierto grado el mismo final que el de Fight Club. Los hackers han ganado y derrocado al sistema. Pero Fight Club termina ahí. No nos muestra lo que sigue y es en cierta forma el “y fueron felices para siempre”. En Mr. Robot las cosas apenas comienzan, el mundo esta en caos y se buscan culpables. ¿Se logró el objetivo? ¿Y de todo lo que vimos, qué tanto es real y qué tanto no? Parece que Mr. Robot aún nos oculta varias sorpresas.

Estándar
Curiosidades, Idiomas y culturas, Peliculas, Uncategorized

El taco de Enrique Olvera

Hay un capítulo en la segunda temporada de Chef’s Table dedicado a Enrique Olvera y Pujol. En cierto momento Olvera aborda el tema de los tacos, dice que la fórmula de un buen taco implica especies, acidez, algo crocante y … grasa. “Los mejores tacos son los callejeros”, solemos decir y Olvera afirma que con frecuencia la grasa disimula la calidad de los ingredientes. Finalmente se mete a la cocina y se propone crear el mejor taco, pero sin grasa.

El resultado es vistoso, un tortilla de dos colores – masa natural y otra de color rojo – y un relleno donde abundan los elementos verdes. Pero cuando llega el momento de probarlo y darle la primer mordida sucede lo peor que a un asiduo comedor de tacos le puede ocurrir: la tortilla se rompe por la parte de abajo y el relleno comienza a caer. No puedo evitar la risa al ver cómo una ambicioso reto ha terminado fallando en algo tan elemental. El taco callejero ha vencido.

Imprimir

Siempre que veo este tipo de programas termino con sentimientos encontrados. Por un lado me fascina la complejidad, el esmero, la creatividad e incluso las reinterpretaciones que un chef le puede dar a la comida. No solo se trata de alimentar, su trabajo también es el de un artista (¿o un artesano?) y consiste en excitar con sus creaciones la mayor cantidad de sentidos del comensal: el gusto es el más obvio seguido del olfato, la vista, el tacto y hasta el oído. El producto final es algo parecido a una obra de arte, una que encontrará su destino final en nuestros estómagos.

Imprimir

 

Eso me lleva a la otra gama de sentimientos. La sensación de estar ante un esfuerzo desmedido y absurdo. El sentir que nos hemos desviado del objetivo principal que para muchos simplemente es disfrutar de un buen plato. Seguro casi todos hemos dicho alguna vez “yo con eso no me llenaría”, ante esas porciones minúsculas que parecen ser también un sello característico de la cocina del chef y que nunca he terminado de entender. Probablemente este asociado a que una porción así nos obliga a prestarle mucho más atención al platillo, degustarlo. O sencillamente así se aseguran las ganancias.

Entonces ¿cuál es mi postura al respecto de esta cocina? Creo que vale la pena mirar con atención todas las cosas y probar de todo sin caer en los extremos o ser los típicos posers. Ambas perspectivas, la cocina tradicional y la mal llamada gourmet pueden aportar elementos valiosos. Sin embargo, en la pirámide de nuestras necesidades hay que recordar que las fisiológicas como alimentarse están antes que las de auto realización. Lo demás es extra y se agradece, pero no dejará de ser secundario.

La discusión da para más pero quisiera concluir con el asunto de los costos. Encontré un artículo que analiza los precios de los menús de cada uno de los restaurantes de la segunda temporada de Chef’s Table y vale mucho la pena. Por ejemplo, en Pujol te vas a gastar en promedio unos 93 dólares, unos $1,800 pesos según la página del restaurante, en un menú de degustación de 7 tiempos tiempos. Curiosamente de los 6 restaurantes, Pujol es el más barato. El más caro es el Alinea en Chicago con un gasto promedio de 338 dólares. ¿Pero cuál de todos resulta más caro tomando en cuenta el poder adquisitivo del país? En la tabla de 6 posiciones, Pujol se queda en tercer lugar, el primero lo ocupa el restaurante Gaggan en Tailandia. Efectivamente, $1800 pesos es para muchos mexicanos prácticamente una quincena de trabajo.

 

Estándar
Peliculas

Batman: The Killing Joke

batman-the-killing-joke

¿Qué se necesita para desquiciar a una persona? ¿Cuánta desesperación quebranta una mente? El Joker (Guasón) se ha propuesto contestarle al mundo y a Batman estas preguntas en “La broma mortal”, usando como conejillo a el comisionado Gordon.

Alan Moore escribió esta novela gráfica en 1988, un par de años después de The Watchmen. En el mundo de los cómics, las historias de Moore siempre me han parecido mucho más adultas y profundas que las de otros escritores. Si en The Watchmen, Moore cuestiona qué diferencia hay entre el superhéroe y el que toma la justicia por su propia mano, en The Killing Joke compara al superhéroe y al villano para revelar que aunque antagonistas, la locura los ha visitado a ambos, si bien cada uno le ha dado un cauce diferente.

La premisa del Joker, de que basta un mal día para caer en la locura no resulta tan descabellada, podríamos decir que hemos visto bastantes casos en la vida real. Cuando alguien decide tomar la justicia en sus manos, no es raro que las cosas se le salgan de las manos convirtiéndose en verdugo pues con los sentimientos tan alterados es difícil tomar decisiones justas. Así, tanto para Batman como para el Joker hubo un detonante, un accidente, que los empujó a su destino, a ser como son. Solo que a el Joker no le incomoda aceptar que ha perdido la cordura.

Y ¿qué hay de malo en perder la cordura de vez en cuando? Eso parece ser también el mensaje que se lee entre líneas en la historia, mientras el comisionado Gordon se aferra “a la ley” y su integridad se pone a prueba. Seguro que el caso del Joker es extremo y criminal, pero su personalidad libre de ataduras y complejos siempre termina por captar nuestra atención pensando que quizá le haga falta un poco de su filosofía a nuestras vidas.

Ayer renté la película animada en Google Play. No me ha parecido espectacular pero si entretenida para pasar un buen rato. Tengo entendido que desde sus inicios se planteó como una caricatura para adultos, así que desde esa óptica me parece que pudieron darle mayor intensidad a la trama. Me hubiera gustado también ver más acción tal y como se respira al inicio. El final suena un tanto ridículo, pero si se analiza desde la perspectiva ya mencionada tiene mucho más sabor y por supuesto varias implicaciones.

 

Estándar